El juez tarda un año en llamar a declarar a Rato por presunto blanqueo

Rodrigo Rato
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un paso más en el periplo de Rodrigo Rato por los juzgados españoles. El exvicepresidente del Gobierno tendrá que declarar ante el juez el próximo mes de abril dentro de la investigación que pende sobre él por un posible delito de blanqueo.

El magistrado titular del Juzgado de Instrucción nº 31 de Madrid, Antonio Serrano Arnal, ha citado a declarar en calidad de investigado el próximo día 5 de abril (a las 10:30 horas) a Rato en el marco de la investigación que se sigue contra él, en concreto, por la supuesta comisión de blanqueo externo, al que se hace referencia en el informe de la Unidad Central Operativa (UCO), de marzo de 2017.

La Guardia Civil atribuía en este informe al también expresidente de Bankia los delitos de cohecho, malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales y contra la Hacienda pública, por supuestamente haber cobrado mediante empresas familiares un total de 67,6 millones de euros de las sociedades que había privatizado en los años 90.

El Juzgado llama a declarar a Rato ahora tal y como ordenó la Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid, que estimó parcialmente un recurso de apelación al respecto presentado por la Fiscalía y la Abogacía del Estado después de que el juez Serrano Arnal hubiese sobreseído la causa.

La Audiencia Provincial daba la razón al juez en que no existía base suficiente para investigar un delito de cohecho, tal y como reclamaba la Guardia Civil, pero sí consideraba que debía seguir investigándose un posible blanqueo de capitales, ante los indicios de que Rato “ha tenido sociedades domiciliadas en el extranjero utilizando como testaferros a sociedades fiduciarias, sin actividad social conocida, y cuyo fin último se adivina sin esfuerzo que era defraudar a la Hacienda Pública mediante el envío a dichas sociedades de cantidades de dinero que permanecían de este modo oculto al Fisco y, posteriormente, estas cantidades defraudadas han retornado al circuito económico mediante su transferencia a otras sociedades”.