El jefe de la Policía del Capitolio dimite tras el asalto al edificio

Partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asaltan el Capitolio
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El jefe del departamento de Policía del Capitolio, Steven Sund, ha dimitido este jueves, un día después de que una turba de manifestantes irrumpiera en el emblemático edifico para impedir la certificación de los votos y la ratificación de Joe Biden como próximo presidente de Estados Unidos, poniendo en entredicho la labor de las fuerzas de seguridad.

La renuncia se produce después de que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pidiera la dimisión de Sund, que también recibió críticas por parte del líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, así como de otros legisladores que criticaron el actuar de las fuerzas de seguridad durante el asalto al Capitolio.

Los incidentes se saldaron con cuatro muertos y decenas de detenidos, y han levantado preocupación ente los líderes políticos y congresistas que han alertado de la poca seguridad desplegada en torno al Capitolio en una jornada especialmente relevante y en la que ya se anticipaban disturbios debido al aliento por parte del presidente, Donald Trump, a sus seguidores para impedir la certificación de los resultados electorales.

Durante la toma, más de 50 policías del Capitolio y de la Policía metropolitana resultaron heridos y varios han sido hospitalizados con «heridas graves», según Sund, mientras que uno de ellos ha fallecido como consecuencia de las heridas recibidas, tal y como informa CNN.

Previamente, Sund había defendido a su departamento, asegurando que sus acciones durante la toma fueron «heroicas» y que tenían un «plan robusto» para hacer frente a las esperadas manifestaciones, que se sabía se iban a producir desde hacía días.

Sund había calificado como «comportamiento criminal» los incidentes y había asegurado que estaba investigando lo ocurrido, así como la planificación de la seguridad y los procedimientos puestos en marcha.

En este sentido, había matizado que el plan no contemplaba «este tipo de disturbios».

La renuncia de Sund se hará efectiva el 16 de enero, cuando dejará de ser el jefe del departamento de la Policía del Capitolio.