El IPC sube a máximos de dos años por la factura de la luz y el precio de la gasolina

gasolina coche petroleo

Gasolina

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El índice de precios al consumo (IPC) subió casi un punto y medio en marzo en su tasa interanual hasta marcar el 1,3%, de acuerdo con el dato definitivo publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Detrás de esta subida se encuentran los precios de la electricidad, así como de los carburantes.

La tasa anual del IPC general en el mes de marzo es del 1,3%, casi un punto y medio superior a la registrada el mes anterior, y la tasa más alta desde abril de 2019, explica la agencia estadística.

Entre los grupos que destacaron por su influencia en el incremento del IPC se encontró el de transporte, cuya variación se incrementó cinco puntos, hasta el 3,8%, como consecuencia de las subidas de los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal, que descendieron el año anterior.

También el grupo de la vivienda, con una tasa del 4,3%, casi cinco puntos y medio superior a la del mes anterior, debida a los aumentos de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo para calefacción, frente a las bajadas registradas en marzo de 2020.

Por su parte, tuvo una influencia negativa el grupo de las comunicaciones, que reflejó una variación del –4,9%, casi un punto y medio menos que en febrero, causada porque los precios de los servicios de telefonía y fax se mantuvieron estables este mes, mientras que se incrementaron el año pasado.

También ayudó a aliviar la subida del IPC el grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa bajó dos décimas hasta el 1,4%. Este comportamiento es consecuencia de la disminución de los precios del pescado y marisco, que subieron en marzo de 2020. Cabe reseñar también, aunque en sentido contrario, el aumento de los precios de las legumbres y hortalizas y la estabilidad de los precios de las frutas, frente a los descensos del año anterior.

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) se situó en marzo en el 0,3%, la misma tasa que en febrero y un punto por debajo de la tasa general.

En el tercer mes de 2021, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 1,2%, casi 1,5 puntos más que el mes anterior. En tasa mensual, el IPCA subió un 1,9%.

En tasa mensual (marzo sobre febrero), el IPC se disparó un 1%, su mayor repunte mensual desde octubre de 2019, impulsado por el encarecimiento de la luz, de los carburantes y del vestido y el calzado por el inicio de la temporada primavera-verano.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish