El instituto de los ‘horrores’ en Getafe: agua turbia, ascensores rotos y obras inacabadas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El Instituto de Educación Secundaria Elisa Sorta Fischer no pasa por su mejor momento por culpa de la Comunidad de Madrid. O así lo denuncian las familias y UGT. El centro ubicado en El Bercial (Getafe) carece, según el sindicato, de cuestiones tan básicas como es el “material didáctico y el presupuesto necesario para poder realizar, en las condiciones ajustadas a la ley”, las labores docentes.

De hecho, tal y como se puede leer en la denuncia dirigida al director del Área Territorial Madrid Sur, los profesores “tienen que adelantar su dinero para la compra del material docente imprescindible”. Se da el caso de que el profesor de Educación Física ha tenido que poner hasta 500 euros.

“Las profesoras de Francés e Inglés han tenido que comprar un radiocasete para impartir clases o la de Geografía e Historia que ha tenido que adquirir un globo terráqueo”, han denunciado desde UGT.

Los problemas en el instituto público no se detienen ahí. Por ejemplo, los profesores cuentan con un único ordenador, pero la impresora y la conexión a Internet brilla por su ausencia. Algo que obliga a que tengan que poner “sus propias impresoras y conexiones personales a Internet para realizar las actividades del aula”.

La organización sindical también ha puesto el foco en los múltiples artículos del RD 132/2010 que la Comunidad de Madrid está incumpliendo en el centro getafense. En este sentido, el artículo 3.3 que habla del “acceso a las tecnologías de información” se estaría incumpliendo después de apreciar que “las aulas no cuentan con proyectores ni ordenadores”.

Al mismo tiempo, los apartados b y c del artículo 14 recuerdan que los institutos públicos deben tener un laboratorio de Ciencias Experimentales, un taller de tecnología, de música y de educación plástica visual. Nada de ello aparece en el IES Elisa Sorta Fischer.

El agua del centro sale turbia, por lo que se ha recomendado no beberla y contraviene el artículo 3.2 b) del RD 132/2010, donde se señala que los centros tienen que reunir las condiciones de salubridad”, se ha alertado en el escrito de UGT.

Las obras incompletas en el centro están provocando que alumnos con necesidades motóricas no cuenten ni tan siquiera con “ascensor en funcionamiento”. Tampoco hay gimnasio, por lo que la lluvia “imposibilita dar clase en las pistas deportivas”. Mientras, el patio está sin cubrir, tal y como exige el artículo 3.3, por las múltiples obras inacabadas.

Por ello, UGT ha reclamado al Gobierno de Ángel Garrido que resuelva todos estos problemas y que el centro de El Bercial se construya “en una sola fase”.