El impuesto mínimo global obligará a la banca a pagar entre 5.000 y 13.000 millones más al año

Oficina de la Agencia Tributaria. Autor: Eduardo Parra - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los grandes bancos europeos obtienen cada año unos 20.000 millones de euros de beneficios en paraísos fiscales, el equivalente a un 14% de sus ganancias. Esta es una de las conclusiones de un informe elaborado por EU Tax Observatory, que pone de relieve también que el acuerdo para un impuesto de sociedades mínimo global obligará a las entidades a pagar cada año entre 5.000 y 13.000 millones más, dependiendo del tipo impositivo que se acuerde.

Los bancos europeos utilizan los paraísos fiscales de “manera significativa”, señalan los autores del informe, que calculan que cada año registran 20.000 millones de euros de beneficios (o el 14% del total) en paraísos fiscales. “Este porcentaje se ha mantenido estable desde 2014 a pesar de la introducción de la divulgación de información obligatoria” desde 2015, alerta la institución.

EU Tax Observatory encuentra además que la rentabilidad bancaria en los paraísos fiscales es “anormalmente alta”: 238.000 euros por empleado, frente a unos 65.000 euros en los países que no son paraísos. “Esto sugiere que las ganancias registradas en los paraísos fiscales se transfieren principalmente a otros países donde se produce la producción de servicios”, destacan los autores del informe.

Si se amplía el abanico, alrededor del 25% de los beneficios obtenidos por los bancos europeos se obtienen en países con una tasa impositiva efectiva inferior al 15%.

¿Cuánto han dejado de pagar los bancos españoles?

El informe analiza 136 bancos declarados sistémicos del Viejo Continente. Entre ellos se encuentran los españoles Banco Santander, BBVA, Banco Sabadell y Bankia (hoy integrada en CaixaBank), si bien no salen mal parados en su comparación con los otros gigantes bancarios europeos.

De acuerdo con los cálculos del informe, estos cuatro bancos habrían presentado en 2019, justo antes de la pandemia, un déficit fiscal de unos 302 millones de euros. En otras palabras, su presencia en paraísos fiscales y países de baja tributación les salvó de pagar más de 300 millones. En el informe de EU Tax Observatory no se incluye CaixaBank, a pesar de su tamaño, por “la escasa cobertura de su informe”, señalan los autores.

Impuesto mínimo global

El organismo adscrito a la Paris School of Economics analiza también en su informe la recaudación que podría obtenerse aplicando una tasa impositiva mínima global sobre las ganancias de los bancos, tal y como ha acordado la OCDE.

En esta propuesta, cada país de origen cobraría el déficit fiscal de sus propios bancos. Por ejemplo, si la tasa impositiva mínima acordada internacionalmente es del 15% y un banco multinacional tiene una tasa impositiva efectiva del 10% sobre las ganancias que registra en un país de baja tributación, el país de origen impondría un impuesto adicional del 5% sobre estas ganancias para llegar a una tasa efectiva del 15%.

Los autores del informe contemplan tres tasas impositivas mínimas: 15%, 21% y 25%, y los hallazgos muestran que “un impuesto mínimo tiene un potencial de ingresos significativo”. Con una tasa impositiva mínima del 25%, la muestra de bancos europeos tendría que pagar entre 10.000 y 13.000 millones de euros en impuestos adicionales anualmente.

Los tipos impositivos más bajos reducen las ganancias a entre 6.000 y 9.000 millones de euros para el tipo impositivo del 21% y entre 3.000 y 5.000 millones de euros para el tipo impositivo del 15%. “Los bancos con tasas impositivas efectivas bajas, que tienden a hacer uso de los paraísos fiscales para transferir ganancias y reducir su obligación tributaria, se verían particularmente afectados”, concluye EU Tax Observatory.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA