El IBBTEC estudia el resposicionamiento de fármacos antitumorales para evitar infección de Covid

Un trabajor de Gilead trabaja con muestras de Remdesivir, un medicamento antiviral y el primer fármaco aprobado para tratar casos graves de COVID-19
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El proyecto Reutilización de Inhibidores de MAPK para el Tratamiento de covid-19 liderado por el director del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (IBBTEC), Piero Crespo Baraja, ha obtenido una financiación de 20.000 euros en el marco de la convocatoria de Fomento de la Transferencia del Conocimiento lanzada por la Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte del Gobierno regional, en la que han sido seleccionados otros dos proyectos de la UC, uno también del IBBTEC y otro del Instituto de Física de Cantabria (IFCA).

Su objetivo es «estudiar el posible reposicionamiento de una serie de fármacos que actualmente se están utilizando en la lucha contra distintos tumores, en concreto el melanoma», y comprobar su eficacia «para evitar tanto la infección por el coronavirus SARS-CoV-2 como la inflamación resultante de dicha infección», ha señalado el también director del grupo de investigación Regulación Espacial de las Señales RAS-ERK en Cáncer.

Este proyecto se basa en resultados previos que se obtuvieron aproximadamente hace 20 años con la epidemia del SARS-CoV-1 y con el MERS, aproximadamente 10 años más tarde, ha explicado Piero Crespo, que ha indicado que hay publicaciones que indican que, en estudios preclínicos con células in vitro, estos fármacos antitumorales son capaces de evitar la infección de células por el virus.

«Por otro lado -ha añadido-, se ha comprobado que, en modelos animales ya infectados con el virus, algunos de estos fármacos tienen efectos antiinflamatorios», por lo que este proyecto «pretende ver si también son eficaces en el caso del SARS-CoV-2».

Gracias a la subvención del Gobierno de Cantabria, el grupo de investigación adquirirá una máquina que va facilitar «acabar el proyecto a tiempo y más eficazmente».

Aunque ya disponen de resultados preliminares, el proyecto tiene una duración programada hasta abril del 2021, y es entonces cuando, según Crespo, «estaremos en disposición de publicar nuestros resultados».

Asimismo, este proyecto cuenta con una financiación previa de la Plataforma Temática Interdisciplinar (PTI) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para coordinar las iniciativas sobre el coronavirus y apoyar aquellas con más proyección y aplicabilidad inmediata, que se puso en marcha el pasado mes de marzo y a través de la cual se financiaron un total de 50 proyectos en toda España, entre ellos el de Reutilización de Inhibidores de MAPK para el Tratamiento de covid-19.