El Gobierno tira la toalla y renuncia a tocar la reforma laboral de Rajoy

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio

El Gobierno ha puesto sobre la mesa una batería de medidas sobre el mercado laboral en el Consejo de Ministros celebrado hoy, el primero desde la disolución de las Cortes. Estas medidas incluyen el registro de los horarios de los trabajadores y subsidios para los mayores de 52 años, según ha detallado la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, que ha reconocido no obstante que el Ejecutivo tira la toalla en su intención de modificar la reforma laboral.

“Un Gobierno debe ser realista y saber el terreno que pisa”. “Hemos sopesado los pros y los contras de llevar real decreto ley modificando aspectos de la reforma y hemos llegado a la conclusión de que no íbamos a contar con apoyos suficientes en la diputación permanente del Congreso”, ha reconocido Valerio, que ha añadido que “era muy difícil poner de acuerdo posiciones bastante complejas”.

“A lo mejor en otro momento hubiese sido posible, pero tras lo visto con el tema de las pensiones hemos considerado que este asunto no lo íbamos a llevar”, ha relatado la ministra. A cambio “hemos extraído lo que hemos considerado que era de extraordinaria y urgente necesidad”.

En concreto, el Ejecutivo ha aprobado un real decreto mediante el cual se modifica el texto refundido del Estatuto de los Trabajadores para establecer la obligatoriedad de registrar el inicio y la finalización de la jornada laboral “sin prejuicio de la flexibilidad horaria”, según ha explicado Valerio.

De este modo, la empresa deberá garantizar el registro diario de jornada de sus trabajadores, un registro que deberá incluir el “horario concreto de inicio y finalización” de la jornada, ha apuntado la ministra, que ha explicado que las empresas tendrán un plazo de dos meses para adaptarse a esta normativa.

Asimismo, la empresa conservará los registros durante cuatro años, y estos estarán a disposición de los trabajadores y de los inspectores de Trabajo. “El incumplimiento será considerado infracción grave”, ha señalado Valerio, que ha defendido que esta medida se aprueba ante la “multitud de denuncias de trabajadores” que están trabajando a tiempo completo y tienen un contrato a tiempo parcial o que trabajan horas extra que no se les reconocen. “Esto es relativamente habitual”, se ha lamentado.

Otra de las novedades que incorpora la norma es la constitución antes del 30 de junio del grupo de expertas y expertos para la elaboración del nuevo Estatuto de los Trabajadores.

La batería de medidas aprobada hoy incluye además la recuperación de la edad de 52 años para el subsidio por desempleo, de la que se beneficiarán en total unas 380.000 personas, de acuerdo con los cálculos de la ministra. La prestación podrá percibirse hasta que se cumpla la edad legal de jubilación, y no hasta el momento en que se pueda acceder a cualquier modalidad de pensión contributiva de jubilación, como ocurría hasta ahora. Pese a ello, Valeria ha insistido en que “la prioridad es que se reinserten en el mercado laboral”.

Asimismo, se deja de tener en consideración la renta familiar para el acceso al subsidio; se incrementa la cuantía de la cotización por la contingencia de jubilación del 100% al 125% durante la percepción del subsidio, y se eliminan los porcentajes aplicables a la cuantía del subsidio cuando proviene de un trabajo a tiempo parcial.

Visto bueno de los empresarios

Antes de la comparecencia de la ministra, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, había adelantado que los empresarios están “moderadamente satisfechos” con el decreto que establecerá el registro de la jornada laboral porque incorpora la negociación colectiva para su establecimiento y finalmente “no es lesivo para las empresas”. En una entrevista concedida a la cadena Ser ha valorado que el texto presentado por el Gobierno no va en perjuicio de la “flexibilidad horaria” y ha destacado que los empresarios han conseguido “reducir” el primer proyecto propuesto por el Gobierno e incorporar el término de la negociación colectiva, que es la “clave” en la gestión de las empresas.

Respecto a la recuperación del subsidio para parados mayores de 52, otra de las medidas aprobadas hoy por el Ejecutivo, se ha mostrado “totalmente de acuerdo” con su aprobación, si bien ha criticado que este tipo de reales decretos se aprueben tras la disolución de las Cortes.

Se trata del primer Consejo de Ministros tras la publicación en el BOE de la disolución de las Cortes y la convocatoria de las elecciones generales del 28 de abril. Y lo hace rodeado de polémica. El PP ha solicitado a la Junta Electoral Central que actúe para “suspender, durante el proceso electoral, las ruedas de prensa posteriores” a esta cita de los viernes en el Palacio de Moncloa si incluyen medidas “electoralistas” y que se “aperciba” al Gobierno de Pedro Sánchez sobre la posibilidad de ser sancionado. Para los populares podría estar incumpliendo la Ley del Régimen Electoral.