El Gobierno quiere que las Tapas se conviertan en Patrimonio Inmaterial de la Unesco

Tapas
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, órgano dependiente del Ministerio de Educación y Cultura, ha abierto expediente de declaración de la tradición cultural de las Tapas como manifestación representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de España.

El Boletín Oficial del Estado del viernes 16 de febrero de 2018 anuncia la apertura de ese expediente y explica la importancia del ‘tapeo’ (o irse de ‘pintxos’) en la vida cultural española.

“La tradición cultural de las Tapas se encuentra en toda la geografía nacional, siendo un elemento que, aunque con algunas diferencias zonales y/o locales, podemos considerar instalado en todas las regiones de nuestra geografía. Una forma de comer que está inmersa en un momento de cambio y nuevo desarrollo en su conceptualización, elaboración y consumo”, relata la Dirección General de Bellas Artes.

Tan importante es la tapa en sí, como el tapeo entendido como el acto social de ir a consumirla. Así justifica el organismo la solicitud de convertir ‘las tapas’ en Patrimonio Unesco.

Las Tapas se han convertido en uno de los elementos más representativos de la identidad no ya solo alimentaria, sino cultural de nuestro país, adquiriendo un gran reconocimiento internacional que las asocia ya de una manera indisoluble a lo español”, recoge el BOE.

“Un aspecto fundamental es el hecho de ir de tapas. No se puede entender la tapa o el pincho sin esta acción de ir de tapas o tapear”, asegura la Dirección General de Bellas Artes en el Boletín Oficial del Estado, que destaca que hay muchas denominaciones para referirse a esta actividad como “ir de vinos”, ir de “potes” o ir “de cañas”.

Según apunta el documento del BOE, “el objetivo no es tapear o consumir alimentos, salvo en aquellos lugares que es costumbre poner un pequeño aperitivo, sino juntarse para consumir en común las bebidas”.

Según la Dirección General de Bellas Artes, “es precisamente esa reunión de amigos y/o familiares, en definitiva la socialización en el bar, lo que le otorga un importante valor a la hora de plantear el valor patrimonial de las propias tapas”.

“En el acto de ir de vinos, se encuentra el momento de tranquilidad después del trabajo, es un espacio de circulación de noticias y rumores locales, de debate y conversación, de generación de propuestas y, sobre todo, de divertimento basado, de manera especial, en la simple compañía del grupo”, asegura gustoso el documento del BOE.

Elementos en las listas de patrimonio cultural inmaterial

España ya posee varios actos culturales dentro del Patrimonio de la Unesco. Las fallas de Valencia, la dieta Mediterránea, Fiesta del fuego del solsticio de Verano en los Pirineos, la Fiesta de los patios de Córdoba, el Flamenco o los Castells.