El Gobierno quiere prohibir los indultos por sedición o rebelión al ser “una demanda social”

Rafael Catalá, ministro de Justicia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“Las leyes tienen que estar cercanas al sentimiento de la sociedad”. Con esta frase el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha defendido esta mañana la necesidad de que los condenados por delitos por rebelión o sedición no puedan ser indultados. Y es que, este es uno de los temas que preocupa a la calle. “Hay un debate social” al respecto, ha dicho el titular de Justicia, que ha sostenido que la propuesta del PP es algo que “la sociedad está demandando”.

En la tarde de ayer los populares presentaron una enmienda al proyecto de ley impulsado por el PSOE hace ahora un año para prohibir la concesión de indultos a los condenados por corrupción y malos tratos. Y lo hicieron el mismo día que terminaba el plazo.

“El PP ha considerado oportuno en este momento presentar una propuesta para que quede claro que no se concederán indultos por delitos tan graves como estos y otros cuantos, como de corrupción”, ha asegurado Catalá, que ha insistido que de esta manera se pone “encima de la mesa este debate”. “Tenemos la responsabilidad de traer a esta cámara lo que considerados debates sociales”, ha remarcado el ministro, que ha adelantado que los populares tratarán de “buscar consensos” para sacar esta propuesta adelante.

En todo caso el titular de Justicia ha querido dejar claro que “tenemos la fuerza moral de poder decir que queremos que la legislación se adecúe a la verdadera demanda social en este momento”.