El Gobierno italiano llama a la tranquilidad sobre la situación de los bancos medianos en apuros

BCE Banco Central Europeo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Banca Popolare di Vicenza y Veneto Banca, los bancos medianos italianos en apuros, tienen “todas las garantías públicas necesarias” para reforzar su liquidez, según ha señalado el Ministerio de Finanzas tras la reunión que ha mantenido el ministro Pier Carlo Padoan con las cúpulas de ambas entidades.

Ambas entidades corren el riesgo de ser rescatadas bajo las normas de la UE. Según publica Financial Times, la llamada a la tranquilidad del Gobierno italiano se produce en un momento es que Banca Popolare di Vicenza y Veneto Banca luchan por recuperarse de una oleada de créditos incobrables, agravada por un escándalo de ventas fraudulentas que ha causado una fuga de depósitos.

Veneto Banca, el menor de los dos bancos, ya utilizó la liquidez de emergencia del Banco Central Europeo (BCE) el pasado verano, señala el diario británico. El ELA, como se denomina esta asistencia, se prevé para los bancos de la eurozona que sean solventes pero se enfrenten a problemas de liquidez ‘temporales’.

En su comunicado, el Tesoro italiano señala que el diálogo con las autoridades europeas continúa, con el objetivo de llegar a una solución que garantice la estabilidad de los dos bancos y salvaguardar a los ahorradores, respetando plenamente la legislación de la UE.

“En el contexto de liquidez, Banca Popolare di Vicenza y Veneto Banca tienen todas las garantías públicas necesarias. El gobierno está trabajando para llegar a una solución rápida”, ha agregado el comunicado.

Los dos bancos de Veneto deben cubrir un déficit de capital de 6.400 millones de euros después de que las amortizaciones de préstamos morosos llevaran a una pérdida conjunta en 2016 de 3.400 millones de euros y situasen sus ratios de capital por debajo de los umbrales mínimos. Las autoridades de la UE están presionando a Italia para que los bancos recauden capital privado como condición para obtener una inyección de ayuda estatal, señalan fuentes del sector a Financial Times.