Currently set to Index
Currently set to Follow

El Gobierno ha impuesto 5.832 sanciones por fraude en los ERTE

Yolanda Díaz

La vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Autor: Pool Moncloa / Borja Puig de la Bellacasa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno ha detectado 5.832 irregularidades en los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) aplicados por las empresas durante la pandemia, según ha explicado hoy la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que ha presentado hoy el nuevo Plan Estratégico de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para el período 2021-2023.

Según ha destacado Díaz, el número de expedientes incoados sobre los ERTE en la actividad de la Inspección de Trabajo ha ascendido a 44.393 expedientes, de los cuales han finalizado 35.190. De ellos, han culminado “con resultados sancionadores” por “haber cometido alguna vulneración o alguna irregularidad” 5.832.

La vicepresidenta, que ha comparecido en La Moncloa tras la reunión del Consejo de Ministros, ha destacado que de enero a mayo la actividad de la Inspección de Trabajo se incrementó un 355%, lo que supone un “récord de la democracia”. Pero el Gobierno no quiere quedarse ahí, por lo que hoy ha aprobado un nuevo Plan Estratégico que nace con la intención de ser “uno de los legados más importantes” del Ejecutivo.

Refuerzo de la Inspección de Trabajo

La intención del plan es “anticiparse a cualquier posibilidad de fraude masivo que pueda existir en el mercado de trabajo”, ha explicado la responsable de Trabajo.

En primer lugar, se creará la Oficina Estatal de Lucha Contra la Discriminación, para combatir de forma real y eficaz la discriminación desde “el inicio hasta la salida de la carrera profesional”. Se dotará de una plantilla “específica” con “nuevos perfiles” para evitar esta discriminación.

También se crea otra Oficina centrada en la Lucha Contra el Fraude en el Trabajo Transnacional. Sus labores se centrarán en la detección de empresas buzón, aquellas que no tienen actividad real en el país de origen, en este caso España, pero que operen en otros países de la Unión Europea, o viceversa.

Los planes del Gobierno pasan también por el uso de la inteligencia artificial, lo que exigirá también la formación e incorporación de perfiles adaptados a nuevas situaciones como la mayor movilidad laboral, el trabajo en plataformas digitales, el comercio electrónico, las cadenas globales de suministro o las nuevas condiciones de trabajo.