El Gobierno aprueba ayudas para empleadas del hogar y temporales

El vicepresidente del Gobierno de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno ha dado luz verde este martes a un nuevo paquete de medidas económicas para hacer frente a las consecuencias derivadas de la crisis por el Covid-19. El Consejo de Ministros ha aprobado de esta manera varias ayudas dirigidas a las empleadas del hogar y a trabajadores temporales. Además, ha suspendido los desahucios durante los próximos seis meses y ha impuesto restricciones en la publicidad del juego online, entre otras iniciativas.

Así lo ha detallado este martes el vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, quien ha defendido la necesidad de contar con medidas encaminadas a proteger el derecho constitucional a la vivienda, que es la “trinchera” desde la cual la gente se está defendiendo del virus. Ante esto, se han acordado ayudas para las personas que viven en régimen de alquiler y se encuentren en una situación de “vulnerabilidad”.

En concreto, podrán acogerse a “microcréditos públicos sin comisiones y con interés cero” para afrontar el pago del alquiler, que se podrán devolver en plazo de seis años, ampliables hasta los diez. Una iniciativa dirigida a personas en paro, afectados por un ERTE o autónomos que hayan suspendido su actividad o hayan visto reducidos sus ingresos de una manera importante.

Respecto a los grandes tenedores o fondos buitre, el Consejo de Ministros ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que realicen una quita del 50% del coste del alquiler a inquilinos vulnerables o reestructuren la deuda para que puedan pagarla durante tres años. “Los grandes tenedores tienen que arrimar el hombre”. “No es lo mismo una pareja de jubilados con una pensión baja” que la complementa con la renta de un piso o local “que alguien que tenga 15 o 20 viviendas o un fondo buitre”, ha advertido.

Iglesias también ha explicado que se ha acordado la ampliación en la prohibición del corte de suministros básicos y en torno al bono social, así como una restricción en la publicidad del juego online durante el tiempo que dure el estado de alarma y una moratoria de tres meses prorrogables en el pago de créditos del consumo.

A esto hay que añadir un subsidio extraordinario para las empleadas del hogar que hayan sido despedidas o no puedan realizar su labor estos días por el coronavirus y para los trabajadores temporales. En el caso de estos últimos, ha señalado Iglesias, “ponemos en marcha una prestación del 80% del IPREM, en torno 440 euros al mes”. Ayuda similar recibirá estas empleadas. Tal y como han explicado fuentes de Trabajo, la cuantía de la prestación de este colectivo será del 70% de la base reguladora, en el caso de que reduzca su jornada laboral, recibirá la parte proporcional a esta reducción.