El exministro Belloch rechaza sustituir al juez Velasco al frente de Púnica y Lezo

Juan Alberto Belloch, exministro de Interior y Justicia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tras la salida del juez Eloy Velasco en la sala de la Audiencia Nacional que investiga las tramas de corrupción Púnica y Lezo, asociadas al PP y focalizadas en Madrid, muchos se han preguntado qué magistrado ocupará su lugar en el Juzgado Central de Instrucción número 6. Es el puesto que dejará vacante Eloy Velasco tras obtener el puesto de magistrado de la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional, bajo su solicitud.

El diario La Razón ha aventurado que el actual juez de la Audiencia Provincial de Zaragoza y exministro de Interior y Justicia con Felipe González Juan Alberto Belloch sería el candidato mejor posicionado. “Si Belloch optase nuevamente a un destino en la Audiencia Nacional, en este caso a un juzgado de instrucción, tendría no pocas opciones de resultar elegido, dado que los años en la carrera judicial es el único requisito, en la que ingresó en el año 1976, aunque después estuvo no pocos años como diputados, concejal y alcalde de Zaragoza”, apunta el diario.

Pero Belloch se ha apresurado a negar la posibilidad: «No voy a pedir la plaza del juez Velasco; no es oportuno por mi pasado político», ha declarado esta mañana ante los micrófonos de Onda Cero. Belloch cree que su aspiración al puesto de Velasco no casa con su trabajo político ligado al PSOE. «Puedes ser absolutamente imparcial, pero además debes parecerlo», ha aclarado.

Asimismo, confirma que sí solicitó la plaza de la Sala de Apelaciones, la misma a la que ha sido ascendido su compañero Velasco, aunque no se la han concedido. Por otro lado, califica de legítima la decisión del juez Velasco, «es un profesional que tiene derecho a velar por su carrera».

Belloch admite que «lo más probable» es que si pidiera la plaza se la adjudicasen, por antigüedad. «Pero en cualquier caso me parece que instruir causas en las que están implicados militantes notorios de determinados partidos políticos, pues siempre se presta a mecanismos de recusación, de pedir la abstención,… En definitiva, creas más problemas que otra cosa», ha afirmado el juez.