El Ecofin da luz verde al Plan de Recuperación español

Pedro Sánchez y Nadia Calviño durante una reunión del Consejo de Ministros

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Plan de Recuperación y Resiliencia español avanza definitivamente. Hoy ha recibido luz verde para entrar en vigor. El Consejo de Ministros de Economía y Finanzas (Ecofin) ha dado su visto bueno a diez de esos planes, entre ellos el presentado por el Gobierno de Pedro Sánchez. Ahora queda un último trámite, la firma con la Comisión de los acuerdos de subvención y préstamos, que será probablemente este mismo mes, a partir del cual será posible empezar a recibir las cantidades previstas que este año serán, en el caso español, de casi 10.000 millones de euros. Los planes de Recuperación y Resiliencia forman parte del paquete de ayudas del Next Generation EU y están destinados a la recuperación económica de la UE tras la crisis desatada por la pandemia. Italia y España serán los países que recibirán más fondos, casi la mitad de ellos sin retorno y el resto en préstamos. La Comisión Europea ya dispone de dinero tras dos subastas en los mercados internacionales que resultaron muy positivas por el interés mostrado por los inversores.

Los países a los que se les dio de paso hoy son Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, España, Francia, Grecia, Italia, Letonia, Luxemburgo y Portugal. El resto están todavía en trámite en la Comisión o no han sido presentados por los países que aspiran a recibir las ayudas comunitarias. “Este es un gran paso adelante en la recuperación económica de Europa” según el presidente de turno del Ecofin, el ministro esloveno Andrej Sircelj.

El denominado Mecanismo de Recuperación y Resiliencia fue aprobado el año pasado por los primeros ministros tras cuatro agotadoras jornadas y es la primera vez que la UE se endeuda para ayudar a los 27 países a salir de la grave situación económica provocada por la pandemia. Uno de los grandes hitos de la historia de la UE. Está dotado con 672.500 millones de euros, de los cuales 140.000 corresponden a España. Bruselas exige para su desembolso planes nacionales que apuesten por la economía verde, por la digitalización y por la modernización: crecimiento inteligencia, sostenible e integrador que incluya cohesión social y territorial. Es decir, reformas profundas que en el caso español algunas están por definir como el mercado laboral o las pensiones. La Comisión ha aceptado el plan, aunque no consten esas reformas a cambio de que puedan negociarse con los actores interesados.

Ahora cada estado debe firmar acuerdos con la Comisión para empezar a recibir las ayudas y para ello se dan dos meses, que en el caso española intentarán acortar lo máximo posible. A la reunión del Ecofin de hoy no asistió la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, al coincidir con el primer Consejo de Ministros del nuevo gobierno. El lunes por la tarde estuvo unas horas en Bruselas, después de tomar posesión en Madrid, en la reunión del Eurogrupo (que reúne a los ministros de Economía de los países integrados en el euro).

El plan de Recuperación tiene previstos unos hitos y objetivos que hay que ir alcanzando para que se produzcan los siguientes desembolsos de la UE. El Gobierno español todavía no ha solicitado los préstamos que se incluyen en el Mecanismo y, por el momento, no lo hará por lo que todo el dinero que se distribuya será a fondo perdido. El Next Generation incluye otros mecanismos de ayuda para hacer frente, por ejemplo, a los gastos sanitarios por la Covid-19, pero su principal activo son estos planes de Recuperación.