El desplome del impuesto de sociedades, la segunda mayor ‘grieta’ fiscal después del fraude

Edificio de viviendas
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) calculan que la recaudación tributaria estatal en 2019 ascenderá hasta los 212.958 millones de euros -antes de la cesión a comunidades autónomas y entidades locales-, casi 9.000 millones menos de los previstos por el Gobierno.

“El Gobierno sobreestimó los ingresos fiscales en unos 8.700 millones para el presente ejercicio, cuando había previsto recaudar 221.692 millones”, asegura Gestha que, no obstante, admite que este año se prevé un récord en la recaudación tributaria estatal.

Según los cálculos de los técnicos de Hacienda, se trataría de un incremento del 2%, lo que supone que se ingresarían 4.273 millones más que el pasado año.

De esta manera, 2019 será el segundo ejercicio consecutivo en el que los ingresos superarán -sin corregir la inflación- los de 2007, previo a la crisis recaudatoria, cuando se ingresaron 200.676 millones.

Sin embargo, el Impuesto de Sociedades aún está muy lejos de sobrepasar los 44.823 millones ingresados hace 12 años. De hecho, este tributo acumula aún un desplome del 44,2% desde 2007, de forma que los 19.819 millones de euros que las empresas no ingresarán respecto a 2007 conforman la segunda “grieta” más importante -después de la del fraude fiscal– por la que España pierde ingresos.

Esta pérdida de recaudación limitará una parte de la financiación autonómica y local en los próximos ejercicios, pues la reciente actualización de las entregas a cuenta de este año serán descontadas cuando se realice la liquidación en 2021. Durante ese año, los técnicos calculan que las comunidades autónomas y entidades locales recibirán respectivamente 4.200 millones y 300 millones menos por no haberse logrado en 2019 la recaudación prevista por el Gobierno.