Madrid

El Defensor del Pueblo abre una investigación por la malnutrición de un anciano en una residencia madrileña

Segundo ‘toque’ en los últimos meses por la situación de las residencias de mayores

Residencia de ancianos

Las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid están en el punto de mira. Después de un verano cargado de incidentes y de protestas de los propios trabajadores, la Cadena SER publicó una noticia en la que se denunciaba la malnutrición en la residencia de ancianos de Mirasierra. Ante este suceso, el Defensor del Pueblo ha decidido iniciar una actuación de oficio para investigar el caso del usuario de este centro que llegó a perder un kilo por mes.

La institución ha reclamado información a la Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid sobre las actuaciones realizadas para comprobar la alimentación y controles en los centros públicos. Al mismo tiempo, el Defensor del Pueblo ha pedido las visitas e inspecciones realizadas a la Residencia Mirasierra, su plantilla teórica y efectiva, así como su distribución por categorías y turnos.

Ante esta serie de escándalos, la Consejería de Políticas Sociales ha aseverado a Europa Press que las dietas en las residencias madrileñas son “equilibradas y están supervisadas por los médicos de los centros”. Y, en todo caso, desde la Comunidad de Madrid han apuntado que los problemas de desnutrición “pueden ser habituales en los mayores, normalmente acompañados por problemas de masticación o dificultades en la ingestión de alimentos”.

Mientras tanto, el Defensor del Pueblo continúa lanzando advertencias al Gobierno de Cristina Cifuentes por la situación de estos centros. Y es que recientemente la institución ha exigido que se adopten con “urgencia” la adaptación de estos centros y su personal a las nuevas necesidades estructurales y de carga de trabajo. “Las quejas recibidas en el último año trasladan una pérdida de calidad en la atención a los mayores y escasez de personal y medios para ofrecer una atención adecuada a personas con un grado de dependencia cada vez más elevado”, sentenció el organismo el pasado mes de septiembre.

Tras múltiples denuncias, la Comunidad de Madrid se lanzó a la aprobación de un Plan de Residencias 2017-2020. Algo que valora “positivamente” desde el Defensor del Pueblo, aunque advierten: quieren conocer “en detalle el calendario para su aplicación”.

Más información