El consejero de Políticas Sociales de Cifuentes saca pecho pese a acabar de ser reprobado

Carlos Izquierdo, consejero de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El Pleno de la Asamblea de Madrid convirtió este jueves a Carlos Izquierdo en el segundo consejero reprobado de la legislatura y de la historia del parlamentarismo madrileño. Sin embargo, el responsable de las Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid ha insistido en que no se plantea dimitir. De hecho, todo lo contrario, que “ahora se encuentra mucho mejor” que horas antes de que Podemos, PSOE y Ciudadanos reprobasen su gestión y sus declaraciones.

El consejero de Políticas Sociales ha celebrado que “ayer se hablara de las políticas públicas”. Pese al rapapolvo de la oposición, Izquierdo ha aprovechado para cargar contra el resto de partidos porque, a su entender, “quedó muy claro que el que hoy hace políticos sociales en la Comunidad es el PP, que los otros grupos no plantean ninguna propuesta”.

En este sentido, el dirigente reprobado ha recalcado que, en realidad, fue la oposición quien quedó “en evidencia” en el debate sobre su reprobación. “Y hoy más que nunca lo que nos está animando precisamente esto es a trabajar con más intensidad es por las personas que merecen la pena, que son las dependientes, las víctimas de violencia de género, discapacidad, mayores, las personas que lo están pasando mal, en situación de exclusión y sin hogar”, ha sentenciado, tal y como ha recogido Europa Press.

No obstante, el resto de fuerzas parlamentarias llevan semanas censurando tanto las políticas que ha impulsado Izquierdo como su actitud. La gota que colmó el vaso y que elevó las voces de dimisión llegó cuando el consejero de Cristina Cifuentes diferenció entre “niños pobres” y “niños normales”. El dirigente quiso pedir disculpas, pero acabó culpando a la oposición de tergiversar sus palabras.

Uno de los puntos más criticados por el resto de formaciones gira en torno al retraso de las subvenciones a las ONGs con cargo al 0,7% del IRPF. Ante esta polémica, Izquierdo ha echado la culpa a “los plazos”, los cuales “eran muy justos”. “Todas las comunidades hemos llegado con la lengua fuera, pero todo está resuelto. Ahora hay muchos más proyectos que nunca. La financiación va a llegar a todas las entidades sociales y al final de todo es que habrá más trabajadores y más personas atendidas. Por lo que la situación será mejor que la que nunca hemos tenido”, ha concluido.