El bitcoin borra ya todas las ganancias desde el primer gran movimiento de Musk

Bitcoin

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El bitcoin ha borrado ya todas las ganancias que obtuvo tras el anuncio del 8 de febrero de que Tesla invertiría en el activo digital y lo aceptaría como forma de pago para sus vehículos. Este movimiento fue uno de los grandes catalizadores para que la popular criptomoneda llegase a rozar el umbral de los 65.000 dólares, cada vez más lejano.

La mayor criptomoneda del mundo ha caído aproximadamente un 40% desde su récord de 64.870 dólares. En la mañana europea cotizaba hoy en el entorno de los 39.360 dólares, un nivel visto por última vez antes de que el fabricante de vehículos eléctricos revelara su inversión, señala Bloomberg.

Detrás de esta caída está el propio Elon Musk, CEO de Tesla, que sorprendió a los defensores de las criptomonedas la semana pasada con el anuncio de que la empresa dejaría de aceptar el bitcoin como forma de pago. El magnate desde entonces ha redoblado sus críticas por la carga medioambiental vinculada a la minería de la moneda, desanimando cada vez más a los inversores.

A ello se suma además el anuncio realizado por el Banco Popular de China, que en una declaración ha reiterado que los tokens digitales no pueden usarse como forma de pago, poniendo de relieve el riesgo regulatorio que pesa sobre las criptodivisas. Esto ayudó a que el bitcoin volviera a los niveles anteriores al 8 de febrero.

“Estas enormes oscilaciones que hemos visto en las criptomonedas realmente ponen de relieve la naturaleza especulativa de las criptomonedas como activo”, comenta a Bloomberg Fiona Cincotta, analista senior de mercados financieros de City Index. “Tenemos a Elon Musk impulsando las operaciones en el mundo de las criptomonedas y agitando los problemas, no por primera vez, y no puedo imaginar que sea la última vez tampoco”.

“No creo que sus comentarios estén contribuyendo a convertirlo en una clase de activo más seria. La gente lo mira y piensa para sí misma que es una moda demasiado grande, que tiene demasiada atención de la cultura popular”, apunta por su parte David Bianco, director de inversiones para las Américas en DWS Group. “Los inversores profesionales no quieren oír hablar de inversiones en Saturday Night Live”.