El beneficio de Volvo Cars se ha multiplicado por nueve su adquisición por parte de Geely

Producción del Volvo XC90
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La firma automovilística Volvo Cars Corporation celebra en 2020 el décimo aniversario desde su adquisición por parte de la firma china Zhejiang Geely Holding, un período en el que ha multiplicado por más de nueve su beneficio y más que duplicado los ingresos.

La compañía sueca explicó que desde el cierre de la compra de Geely ha experimentado una evolución pasando de ser una firma europea de automóviles a convertirse en un «verdadero jugador global y fuerte en el mercado premium», con fuertes incrementos de matriculaciones, facturación y beneficios.

De esta forma, Volvo Cars ha contabilizado en este período un fuerte incremento de su beneficio operativo, de 1.600 millones de coronas (145 millones de euros al cambio actual) en 2011 a 14.600 millones de coronas (1.327 millones de euros) en 2019, lo que supone multiplicar por más de nueve (+812%) los datos.

Además, la marca automovilística ha más que duplicado (+117%) sus ingresos entre 2011 y el año pasado, hasta 274.000 millones de coronas suecas (24.909 millones de euros), mientras que su plantilla ha aumentado un 86%, hasta 43.000 trabajadores en todo el mundo.

Por otro lado, la cifra mundial de matriculaciones de la firma también ha registrado un fuerte incremento del 57%, de forma que ha pasado de 449.255 unidades en 2011 a las 705.452 unidades con las que cerró 2019.

El consejero delegado de la compañía escandinava, Hakan Samuelsson, aseguró que Volvo Cars es en la actualidad «más fuerte que nunca» y apuntó que, junto con Geely, inició una nueva fase de éxito que ha llevado a la marca a otro nivel.

«Hemos renovado completamente nuestra cartera de producto, establecido una presencia global, casi duplicado nuestras ventas y hemos pasado del ‘breakeven’ a ser rentables», subrayó el máximo responsable de la empresa.