El beneficio de Ebro sube un 29,6% gracias al incremento de ventas por el coronavirus

Ebro Foods
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Ebro Foods cerró el primer trimestre del año actual con un beneficio neto de 47,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 29,6% en comparación con dicho período del año anterior, según informó la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Las acciones de la compañía subían hoy a media tarde un 2,74% en el mercado continuo.

En concreto, la compañía ha precisado que este incremento se debe principalmente por la incorporación de Tilda, la monetización de las inversiones en ‘capex’ y por el incremento de ventas en marzo por el confinamiento en los hogares por el coronavirus.

El volumen de ingresos de la compañía entre enero y marzo de este año se situó en 845,2 millones de euros, lo que se traduce en una subida del 22,5%.

El fabricante de SOS y Garofalo ha precisado que la pandemia del coronavirus ha tenido un efecto positivo en las ventas de marzo aunque también ha supuesto un aumento de costes operativos derivados de las medidas excepcionales tomadas para hacer frente a su impacto.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de Ebro hasta marzo fue de 106,4 millones de euros, un 26,4% más respecto a los 85,3 millones de euros registrados en los primeros tres meses del año precedente.

La deuda neta se sitúa en los 985,5 millones de euros, lo que supone 14,3 millones de euros menos que a cierre del ejercicio 2019.

Por líneas de negocio, la división de arroz cerró el trimestre con unas ventas de 483,7 millones de euros, un 25,2% más, y un Ebitda de 61,3 millones de euros.

La compañía ha señalado que con la aparición del coronavirus se produjo en un principio incrementos sustanciales de demanda que llegaron a superar el 100%, con picos que han ido de mayor a menor intensidad conforme han ido avanzando las semanas, sobre todo en España, Italia y Francia.

Respecto a la pasta, las ventas se elevaron un 19,3%, hasta los 380,8 millones de euros, mientras que el Ebitda creció un 29,2%, hasta alcanzar los 47,9 millones de euros.

Al igual en la división arrocera, el inicio de la pandemia ha provocado incrementos muy fuertes de ventas en marzo sobre todo en Europa y Canadá, siendo algo menores en Estados Unidos, donde el confinamiento en los hogares fue más tarde.

Ebro ha explicado que afronta este nuevo entorno con «buena nota», gracias a la fortaleza de su modelo de negocio, su diversificación geográfica, su sólida capacidad productiva, su amplia cartera de productos, el alto grado de compromiso de su equipo humano y la celeridad en la toma de decisiones, lo que le ha permitido garantizar el abastecimiento de sus productos en los lineales de todos los países en que está presente.

Además de impactar de forma positiva en las ventas de marzo, la compañía ha precisado que el Covid-19 le ha hecho incurrir en mayores costes operativos como el aumento de la inversión en prevención de riesgos laborales y equipos de protección individual, incrementos de costes logísticos y de materias primas auxiliares, servicios extra de limpieza y desinfección y abono de complementos extrasalariales para los trabajadores de fábrica.

Ebro mantiene su propuesta de distribución de dividendos, además de no tener previsto la realización de ningún Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) e impulsará, en la «medida de su capacidad», inversiones para contribuir a la recuperación de la economía y contribuirá a la creación de empleo.

En el ámbito de su Responsabilidad Social, la firma está desarrollando distintas iniciativas solidarias en todos los países en los que opera para ayudar a mitigar y combatir los efectos de la pandemia. Así, ha aumentado en un millón de euros, hasta los 1,6 millones de euros en España, la dotación a la Fundación para ayudas por el coronavirus.

El conjunto de las actuaciones de responsabilidad social que lidera la Fundación, coordinando a los distintos países en los que operamos, se situará en 2020 por encima de cinco millones de euros.