El BdE advierte de problemas para la banca si no hay ayudas para las empresas

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Autor: Banco de España

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha aprovechado hoy el marco de una conferencia en la Universidad Autónoma de Madrid para insistir en la necesidad de aprobar medidas que apoyen la solvencia de las empresas viables. Según ha avisado, de no aprobarse se podría desencadenar también un deterioro “relevante” de la banca, frenando aún más la recuperación económica.

“La política fiscal del área del euro no solo debe mantener un tono muy expansivo en esta fase de la crisis, sino que, dado que sus instrumentos tienen la capacidad de ser mucho más focalizados, estos deben centrarse precisamente donde puedan ser más efectivos”, ha defendido el gobernador del Banco de España. En ese sentido, ha reflexionado que uno de los aspectos “más preocupantes” de la extensión de la crisis es “el riesgo de que los problemas iniciales de liquidez de las empresas más afectadas se conviertan en problemas de solvencia”.

“En el caso de que se materializaran, estos problemas de solvencia no solo provocarían una destrucción de tejido productivo y de empleo, sino que también acabarían afectando a la capacidad de resistencia del sector bancario, que podría responder con una restricción crediticia que realimentara los efectos negativos sobre la capacidad de recuperación y sobre el crecimiento económico a medio plazo”, ha avisado.

En este contexto, “la política fiscal podría ser particularmente eficaz para evitar estos potenciales círculos viciosos a través del apoyo a las empresas”. Estas ayudas permitirían “aliviar estos problemas de sobreendeudamiento de las empresas que consideremos viables, lo que facilitaría su supervivencia y un comportamiento más expansivo de la inversión y el empleo en la recuperación”.

Además, este apoyo evitaría un deterioro, “potencialmente relevante, de la posición patrimonial del sector bancario”, lo cual a juicio del gobernador “resulta crucial para impedir que esta crisis incorpore un elemento financiero adicional que podría hacerla mucho más persistente, como demostró la anterior crisis financiera internacional”.

Elevada incertidumbre

Hernández de Cos  ha destacado asimismo que “persiste una elevada incertidumbre sobre la intensidad de la recuperación en la primera parte de 2021, dados los desarrollos recientes de la pandemia en Europa”. Los indicadores de corto plazo disponibles señalan una “desaceleración de la actividad en lo que llevamos de año”.

“De prolongarse de manera generalizada las medidas adicionales de contención de la crisis sanitaria, no cabe descartar que se llegue a una nueva contracción en algunos países o sectores”, ha concluido el gobernador.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish