El BCE mantiene los tipos y acabará con el plan de compra de activos en el tercer trimestre

Banco Central Europeo BCE

Banco Central Europeo (BCE).

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido dejar sin cambios todos los instrumentos de política monetaria, manteniendo así la hoja de ruta que modificó en marzo. No obstante, como novedad ha subrayado que las futuras decisiones de política monetaria se realizarán con “opcionalidad, gradualismo y flexibilidad”.

Así, la entidad monetaria realizará compras netas por valor de 40.000 millones, que bajarán a 30.000 millones en mayo y 20.000 millones en junio. Tras esa fecha, el BCE considerará finalizar las compras netas de activos al amparo del programa de compra de activos públicos (APP, por sus siglas en inglés) en el tercer trimestre, siempre que los datos apoyen las previsiones a medio plazo de inflación.

Aunque la decisión final dependerá de la evaluación de las perspectivas, el BCE ha subrayado en el comunicado de este jueves que los datos más recientes disponibles “refuerzan la expectativa” de que las compras finalicen en el tercer trimestre, recoge Europa Press.

Si el BCE lleva a cero las compras netas de activos del APP, será la segunda vez que suceda desde que inició este programa de estímulos en octubre de 2014. Entre enero y octubre de 2019 el BCE ya paralizó las compras netas de activos, únicamente limitándose a reinvertir los vencimientos.

En todo caso, la autoridad monetaria ha mantenido sin cambios su compromiso de reinvertir los vencimientos de los activos comprados al amparo del APP “por un periodo de tiempo extendido” después de que comience a subir los tipos de interés.

El instituto emisor ha mantenido sin cambios los tipos de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de facilidad de depósito continuará en el -0,50% y la de facilidad de préstamo, en el 0,25%. Sin embargo, ha variado las perspectivas.

Cualquier ajuste en el precio del dinero tendrá lugar “en algún momento” después de que finalicen las compras netas de activos. Asimismo, cualquier cambio en los tipos de interés “será gradual”.

“La senda para los tipos de interés del BCE seguirá estando determinada por la orientación a futuro del Consejo de Gobierno y por su compromiso estratégico con estabilizar la inflación en el 2% a medio plazo”, ha subrayado el organismo.