Bancos centrales

El BCE empieza su retirada del mercado de deuda corporativa

La institución suscribe apenas un 10% de la primera emisión de cédulas que se liquidará durante el mes de octubre.

Mario Draghi, presidente del BCE

Un paso más, el penúltimo, del Banco Central Europeo (BCE) hacia el final de su programa de compra de bonos que ha inundado los mercados de renta fija desde marzo de 2015. La institución que preside Mario Draghi sólo ha ofertado por un 10% de una emisión de cédulas hipotecarias de Deutsche Kreditbank, muy por debajo del 20% de lo que ha cubierto en todas las operaciones realizadas desde marzo, de acuerdo con los cálculos de ABN Amro.

Según publica Bloomberg, la emisión de 500 millones de euros de la entidad será probablemente la primera de cédulas que se liquidará en octubre, cuando el BCE reducirá a la mitad su programa de compra de activos, que finalizará en diciembre.

El BCE “ha ajustado el tamaño estándar de las ofertas del mercado primario” para los bonos garantizados, según ha explicado un portavoz de la institución a la agencia estadounidense. Esta acción se adoptó para “mantener un equilibrio entre la presencia del mercado primario y secundario a la luz del menor ritmo del programa ampliado de compra de activos (APP) en el cuarto trimestre de 2018”.

Los mercados crediticios han capeado con cierto éxito el inminente final de la flexibilización cuantitativa, ayudados por los mensajes inequívocos del BCE, comprometiéndose a reinvertir los activos vencidos y prometiendo mantener bajos los tipos de interés hasta el próximo año. También ha enfriado las compras de activos, incluida la desaceleración del programa de bonos garantizados por valor de 250.000 millones de euros y añadiendo menos de 1.000 millones de notas corporativas en cada una de las tres últimas semanas, a pesar de que durante el período ha aumentado la emisión.

El BCE ha hecho un “buen trabajo hasta ahora” en la gestión de la liquidación del estímulo, considera Jeroen van den Broek, jefe de estrategia de deuda e investigación de ING Groep. Aun así, “el mercado está esperando detalles sobre los refinanciamientos y la vida después de la QE”.

Los bancos centrales y las instituciones oficiales adquirieron solo el 12% de la emisión de cédulas de Deutsche Kreditbank, de acuerdo con Bloomberg, que cita una persona familiarizada con el asunto que no está autorizada para hablar públicamente y solicitó no ser identificada. En comparación, la institución adquirió hasta un 30% de una emisión similar realizada en julio por Hypo Vorarlberg Bank.

ABN Amro considera que los diferenciales de los bonos garantizados probablemente solo se ampliarán “modestamente” a medida que el BCE abandone el mercado.

Más información