El BCE augura un mayor crecimiento del PIB y una inflación más alta este año

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, y el vicepresidente, Luis de Guindos

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, y el vicepresidente, Luis de Guindos. Autor: BCE

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido hoy elevar sus previsiones de crecimiento del producto interior bruto (PIB) y de subida de la inflación, según ha anunciado la presidenta de la institución, Christine Lagarde, que ha reconocido no obstante que el proceso de recuperación sigue en manos de la campaña de vacunación y la evolución de la pandemia.

“La economía de la zona del euro se está recuperando claramente”, ha señalado Lagarde en una comparecencia tras la reunión del Consejo de Gobierno. Sin embargo, ha recordado que “la velocidad de la recuperación sigue dependiendo del curso de la pandemia y del progreso de las vacunas”. “La expansión de la variante Delta hasta ahora no ha requerido que se vuelvan a imponer medidas de bloqueo”, ha señalado, pero “podría ralentizar la recuperación del comercio mundial y la plena reapertura de la economía”. Asimismo, “el gasto de los consumidores está aumentando, aunque los consumidores se mantienen algo cautelosos a la luz de la evolución de la pandemia”.

El staff del BCE espera que el producto interior bruto (PIB) de la eurozona crezca un 5% este año, cuatro décimas por encima del 4,6% estimado en junio. No obstante, la desaceleración en 2022 será ligeramente más acusada, con una proyección de crecimiento del 4,7%, frente al 4,6% anterior. Para 2023 se mantiene la expectativa de un crecimiento del 2,1%.

Para la presidenta del BCE, “queda camino por recorrer antes de que se supere el daño a la economía” causado por el covid-19. “Todavía hay más de dos millones de personas empleadas menos que antes de la pandemia, especialmente entre los más jóvenes y menos cualificados”, y el número de trabajadores en planes de retención de empleo (los ERTE en España) “sigue siendo considerable”, ha recordado.

Subida de la inflación

En cuanto a la inflación, Lagarde ha reiterado que espera que el aumento actual “sea en gran medida temporal”, por lo que “las presiones subyacentes sobre los precios se acumularán solo gradualmente”. Aun así, el BCE ha elevado significativamente también sus previsiones sobre la subida que experimentará este año, pasando de un 1,9% en junio a un 2,2% actualmente.

La inflación solo bajará hasta un 1,7% en 2022, frente al 1,5% que se había estimado en junio, mientras que en 2023 será de un 1,5% (1,4% en junio).

“Esperamos que la inflación aumente aún más este otoño, pero que disminuya el próximo año”, ha resumido Lagarde, que ha explicado que la actual subida (3% en agosto) refleja “principalmente” el fuerte aumento de los precios del petróleo desde mediados del año pasado, la reversión de la reducción temporal del IVA en Alemania, el retraso de las ventas de verano en 2020 o las presiones de costes derivadas de la escasez temporal de materiales y equipos. “En el transcurso de 2022, estos factores deberían atenuarse o desaparecer del cálculo de la inflación interanual”, ha asegurado.

“Las expectativas de inflación a más largo plazo han seguido aumentando, pero siguen estando a cierta distancia de nuestro objetivo del 2%”, ha concluido la presidenta del BCE.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA