El Ayuntamiento de Madrid incluirá los contratos menores en el registro oficial

Ayuntamiento de Madrid

El voto unánime de Ahora Madrid, PSOE, PP y Ciudadanos ha aprobado un nuevo reglamento para que el Ayuntamiento de Madrid pueda incluir los contratos menores en el Registro de Contratos.

Según ha recogido Europa Press, el ejecutivo municipal de Manuela Carmena tratará de poner en marcha la aplicación informática en unos cuatro meses. El equipo de Carlos Sánchez Mato, concejal de Economía y Hacienda, ha propuesto que la modificación del reglamento incorpore la obligatoriedad de inscribir los contratos menores en este registro, ampliando el ámbito de actuación de la actual “Comisión Permanente Especial de Vigilancia de la Contratación”.

Hasta el momento, según la norma sin modificar desde 2013, los contratos menores podían debatirse en las comisiones ordinarias a las que se adscribiera la adjudicación; ahora también podrán tratarse en esta comisión especial. Y se aplicará además la Ordenanza de Transparencia del Ayuntamiento de Madrid, que entró en vigor en agosto ampliando las obligaciones de publicidad activa.

Según el consistorio, el primer semestre de este año se registró un considerable aumento en la contratación pública del Ayuntamiento y sus entidades adscritas, superando los 390 millones de euros, sin tener en cuenta los contratos menores. Se trata de un 33% más que en el mismo periodo del año anterior.

Estas cantidades reflejan que, en todo caso, los contratos menores, con un límite de 18.000 euros (50.000 en el caso de obras) suponen una parte muy pequeña del pastel de la contratación pública del consistorio: se quedaron con 13,1 millones en el mismo semestre para 2.575 adjudicaciones, lo que supone un 3,3% de los contratos mayores.

Solo el 1,84% son contratos menores

Respecto a la contratación total, el porcentaje de menores fue en 2016 fue del 1,8%, una caída 9,45% respecto a 2015 y un porcentaje similar al de 2014 y 2013. En cantidad, en torno a los 30 millones en menores en 2016, es superior a la de 2015, pero hay que tener en cuenta que el conjunto de la contratación aumentó por igual.

Este tipo de contratación se rige por la Ley de Contratos del Sector Público, que sólo obliga a la aprobación del gasto y la incorporación al mismo de la factura. El tope está en los 50.000 euros, IVA excluido, para los contratos de obras y en los 18.000 euros, IVA excluido para el resto de contratos.

En el caso del Ayuntamiento de Madrid, los límites son más rígidos. La Instrucción municipal 3/2012 delimita los supuestos de aplicación del contrato menor, que solo pueden responder a necesidades puntuales y perfectamente definidas. Además obliga a que se presenten tres presupuestos como mínimo en la tramitación de los contratos menores de importe superior a 1.000 euros.

Tanto PP como Ciudadanos han reprochado a Ahora Madrid que la modificación llega muy tarde y que se podía haber solucionado cambiando algún artículo del reglamento vigente y no creando uno nuevo.

Los populares también han criticado que Ahora Madrid no aprobara su enmienda, y sí la del PSOE, sobre el marco temporal para la aplicación informática. «Si no lo hicimos con ustedes es porque no son creíbles en transparencia», ha contestado Sánchez Mato.

También se ha dirigido a la bancada del PP recordándoles que han sido «16 veces más rápidos» en la presentación de las modificaciones tras «312 meses» sin contratos menores en el portal de Transparencia del Ayuntamiento.