El alquiler sube diez veces más que los sueldos en las grandes provincias españolas

alquiler se alquila
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El salario medio mensual fue de 1.878 euros en el año 2016, un 0,8% menos que en 2015. Y el salario mediano, que divide el número de trabajadores en dos partes iguales para calcular la media entre las rentas más altas y las más bajas, se situó en 1.594 euros, con una disminución de 2,3 euros respecto al año anterior.

Antes de entrar en las disparidades salariales que España dibuja por regiones o focos de población, desde 2011 el salario medio ha crecido un 2% y el mediano un 1,3% a nivel nacional, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según el índice que elabora Fotocasa, la vivienda en alquiler subió de precio en 46 de las 50 provincias españolas en 2016 Solo en ese último ejercicio, la subida interanual fue del 15,9%, y en un sólo trimestre aumentó su precio un 8,2%, según datos de idealista.

Allá por 2012 las rentas del alquiler bajaron en tres de cada cuatro grandes mercados inmobiliarios españoles. Llegaron a caer por encima del 5% en Cádiz y Vitoria, aunque ya comenzaban a repuntar en ciudades como Orense, Zaragoza, Salamanca o Badajoz. Un año después las caídas comenzaron a frenarse y en 2014 el precio del alquiler se estabilizó al alza con un aumento de los precios del 2,6%.

El ejercicio siguiente mantuvo la tendencia y el mercado se preparó para el contundente ascenso que no se ha frenado desde 2016: si al inicio del calentamiento del mercado el coste medio del alquiler por metro cuadrado eran 7 euros, en 2017 alcanza los 9,7 tras encadenar cuatro años al alza y fuertes aumentos en los dos últimos.

Comparando sueldos y alquileres, en la Comunidad de Madrid ha aumentado la ganancia media anual por trabajador un 2,3% en cuatro años según el INE, y un 1,5% según la encuesta de la estadística “Mercado de trabajo y pensiones en las fuentes tributarias» que elabora Hacienda desglosando por provincias. Sea cual sea la más real, los alquileres ganan por goleada: han subido un 24% en el mismo periodo y se han disparado hasta el 30% en el centro de la capital.

En Barcelona, desde que idealista desglosa los datos provinciales (2014), el alquiler ha subido un 43% en la ciudad y un 48% en el total de la provincia. Esa misma en la que los salarios han aumentado un 1,5% según la AEAT, lo que supone que las rentas del alquiler crecen unas 30 veces más que los sueldos en el mismo periodo.

Saliendo de los dos grandes focos en los que el alquiler se ha disparado muy por encima de la media (y sin incluir las fuertes subidas de 2017 a falta de datos sobre salarios para ese año), en la siguiente provincia por población, Valencia, los salarios han aumentado un 3%. Los alquileres lo han hecho un 20% desde 2014.

Le sigue Sevilla, con una subida salarial del apenas el 1% según la encuesta de Hacienda y donde los alquileres han crecido un 9,2% de media en la provincia hasta 2016.

En Alicante, quinta provincia más poblada, los salarios han aumentado alrededor del 2% y los alquileres un 13,4%. En Málaga las rentas por alquilar viviendas son un 19% más caras en tres años, pero el sueldo medio ha subido un 0,84%. En Murcia los salarios son un 1,5% mayores de media y los alquileres se han controlado más que en otras provincias con un aumento de alrededor del 6%. Cádiz, octava en el ránking provincial, ha visto crecer sus salarios menos del 1% según la AEAT. Sin embargo, sus alquileres han aumentado un 5,2% a nivel provincial.

Saltándonos a Vizcaya, cuyos datos no incluye la encuesta de la AEAT de referencia, La Coruña es según esta comparación la única provincia del top ten español en la vivir de alquiler es más rentable que hace unos años: sus precios se han mantenido estables hasta 2016 y los salarios han aumentado sobre un 2,4%.

Porque el siguiente mayor núcleo de población es el de las Islas Baleares, donde lo que se paga por alquilar ha aumentado un 26% mientras el salario medio ha crecido diez veces menos, un 2,6%.

En global, los alquileres suben desde 6 veces más que los sueldos en Valencia o Cádiz hasta las las 20 veces más en Málaga, y se acercan a un multiplicador redondo y cuanto menos a tener en cuenta: las rentas por alquilar crecen a un ritmo diez veces mayor que los salarios en las grandes provincias, donde reside el 54% de la población española, y sin contar con eñ tirón de los precios de los dos grandes mercados inmobiliarios de Madrid y Barcelona.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA