El teletrabajo convierte en utopía el registro de la jornada laboral

Teletrabajo

Teletrabajo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“El registro de la jornada en este país no es una realidad”, explica el Secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino. A pesar de que desde mayo de 2019 es obligatorio que las empresas garanticen un método para registrar las horas trabajadas de sus empleados. Desde los sindicatos consideran que la implantación de esta medida no ha mejorado con la llegada  del teletrabajo por la pandemia del covid-19.

Pino valora que las grandes empresas cumplen con la legislación en este sentido, ya que los sindicatos, al tener presencia en las mismas, han llegados a acuerdos con ellas. “Donde no lo hay es en el 96% de las empresas de nuestro país, que son pequeñas o medianas, hay miles de estas empresas donde no se está cumpliendo con el registro horario”, detalla el Secretario de Política Sindical de UGT.

Para el Secretario de Acción Sindical y Jurídica de CNT, Victoriano Vela, no existe un control real de la jornada de los trabajadores: “Hay empresas que incluso siendo presencial no lo llevan a cabo, entiendo que con el teletrabajo mucho menos”. “En el teletrabajo es una locura intentar controlar las horas reales que realiza una persona”, añade.

“En muchas ocasiones, no solo en el teletrabajo, muchas empresas obligan a realizar horas de más y apuntar ocho horas, con lo cual meten al trabajador en el fraude”, considera Vela. “El registro no está calando como debería para eliminar las horas extras que se están haciendo”, concreta.

“Ya estaba costando aplicarlo, entonces con el teletrabajo la cosa se complica más”, comenta desde CCOO, su Secretaria de Acción Sindical, Asunción Servant. Según ella, esto está contribuyendo a que se produzcan situaciones de irregularidad en cuanto a las horas, aunque éstas no han llegado debido al teletrabajo.

“No creemos que el teletrabajo en sí mismo, sea el que genere estos abusos, este tipo de trabajo es una manera distinta de organización del mismo. Lo que está claro es que la pandemia ha acelerado su implantación y lo que hay que hacer es regularlo”, establece Servant. Aunque añade que este modo dificulta mucho las inspecciones de trabajo en caso de denuncia por parte de los trabajadores.

En esto se muestran de acuerdo desde el sindicato CNT. “El control por inspección de trabajo no funciona. En mi zona, Sevilla, después de poner una denuncia a inspección, en cinco meses el inspector ni siquiera ha iniciado el procedimiento. Con esto las empresas tienen tiempo de esconder el fraude cada vez que quieran”, denuncia su Secretario de Acción Sindical y Jurídica.

Según la CNT, este modo de organización del trabajo ha sido un “descubrimiento” para algunas empresas para poder tener 24 horas disponibles al trabajador. “La cuestión es que están descubriendo una nueva forma de explotación, que es compaginar el trabajo y el teletrabajo. Tú trabajas tus cuarenta horas semanales y luego haces dos días de guardia, en los que tienes que estar todo el tiempo pendiente del trabajo”, detalla Vela. Quien valora que con esto, se evitan contratar a nuevas personas.

Para el Secretario de Política Sindical de UGT, los empleados no pueden estar más horas que las que marque su jornada de trabajo: “Cuando llega el fin de sus horas se tiene que desconectar. La empresa no puede entrar en su domicilio absolutamente para nada”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish