Los afectados por las preferentes de Ceiss se movilizan ante la recta final del canje de Unicaja

Sucursal de Unicaja

Se celebra hoy la jornada de asambleas informativas en los municipios en los que se concentra un mayor número de preferentistas. Las plataformas de afectados por las participaciones preferentes y la deuda subordinada de Ceiss, el banco de Caja España-Duero, celebran en la jornada de hoy asambleas informativas en los municipios en los que se concentra un mayor número de preferentistas, en una cita múltiple que llega a sólo cinco días de que venza el plazo otorgado por Unicaja para aceptar la oferta de canje.

Los afectados, que desde un primer momento han expresado su rechazo a la oferta de Unicaja, celebrarán una asamblea informativa en el Centro Cívico del Crucero de León a las siete de la tarde. A la misma hora, en Ponferrada habrá una reunión similar en el salón de actos de la Biblioteca del Polígono de las Huertas. La asamblea de Salamanca tendrá lugar, también a las siete, en el Centro Cívico Julián Sánchez ‘El Charro’.

Estas reuniones se producen a sólo cinco días de que venza el plazo otorgado por Unicaja a los afectados para que acepten su oferta, que se presenta clave de cara al proceso de fusión entre la andaluza y Ceiss.

Hace sólo unos días, en un comunicado conjunto, las plataformas de afectados denunciaron que el mencionado canje conllevará “una pérdida considerable” en cuanto los títulos se conviertan en acciones de Unicaja. A esto se une además el hecho de que deberán esperar a la salida a Bolsa de la entidad andaluza para poder convertirlas en dinero, operación en la que las acciones pueden volver a perder valor, “como ya sucedió en Bankia”. En ese sentido, los afectados que “necesiten urgentemente dinero en metálico y tengan que venderlas en el primer momento pueden perder mucho dinero”, señalan los antiguos preferentistas de Ceiss.

La oferta de Unicaja a los minoristas se concreta en dos tramos de títulos: bonos necesaria y contingentemente convertibles que pagarán, hasta el momento de su conversión en acciones de Unicaja, un tipo de interés del 6% anual sobre el valor nominal de los títulos que ahora tienen los bonistas de Banco Ceiss, lo que equivale a un 20,8% anual sobre el valor de emisión de los nuevos títulos; y bonos perpetuos contingentemente convertibles, que devengarían un tipo de interés del 4% anual sobre el valor nominal de los títulos propiedad actual de los bonistas de Banco Ceiss, lo que equivale a un 13,9% anual sobre el valor de emisión de los nuevos títulos.

Las plataformas de afectados han sido muy críticos con esta oferta desde un principio, ya que consideran que les supondrá una quita adicional que en algunos casos podría alcanzar el 70%, tras las que ya soportaron tras el rescate de Ceiss con 604 millones de euros. Ante estas críticas, el FROB se comprometió a realizar un mecanismo similar a los arbitrajes, y posteriormente Unicaja anunció una compensación en efectivo para los que quedaran fuera de este proceso.

Sin embargo, en ambos casos en ambos casos los afectados no recibirán todo el dinero que invirtieron en un primer momento en dinero contante y sonante, sino sólo parte en efectivo y parte en títulos, por lo que deberán esperar un tiempo para saber cuánto recuperan de sus ahorros.