Unicaja intenta meter la ‘tijera’ a los salarios de los empleados antes de la compra de Ceiss

Sucursal de Unicaja

Unicaja pretende llegar a un acuerdo antes del 30 de noviembre para recortar los costes laborales en unos 51 millones de euros, un 20% del total. Unicaja, en pleno proceso de adquisición de Ceiss, el banco de Caja España-Duero, ha planteado a los sindicatos un Plan de Ajuste Salarial, que contempla la necesidad de reducir los costes laborales un 20%, en términos absolutos unos 51 millones de euros, en un periodo de dos años.

La entidad que preside Braulio Medel ha propuesto además a los representantes de los trabajadores un calendario de negociación que en el peor de los casos finalizaría tan pronto como el 30 de noviembre. En ese sentido, según señala la sección sindical de CCOO en Unicaja, la dirección ha amenazado con utilizar “cuantas medidas ha puesto en su mano la reforma laboral, incluidos los despidos”, en caso de no llegar a un acuerdo.

Se espera que esta misma semana los sindicatos presenten una propuesta conjunta para tratar el plan de reducción de costes, si bien por ahora la posibilidad de un acuerdo parece lejana, después de que a principios de mes los representantes de los trabajadores, conformados bajo una unidad sindical, avisasen de que la “información económica y financiera, que fundamenta la propuesta de la parte empresarial, no justifica en absoluto la necesidad de la reducción de los costes de personal en un 20%”.

En ese sentido, los sindicatos sólo admitirían medidas de adscripción voluntaria, y universales, “prioritariamente prejubilaciones, desvinculaciones o bajas incentivadas”. Asimismo, advierten de que, si existe un excedente de plantilla, se les entregue “información suficientemente detallada sobre su cuantificación, identificación y coste”.