Iberdrola mejoró sus beneficios un 3,5% hasta septiembre

Durante los nueve primeros meses del año, Iberdrola consiguió un beneficio neto de 2.143 millones de euros, una cifra que supone un 3,5% más que la registrada en el mismo periodo del año 2010. Además, la energética ha conseguido superar por vez primera los 23.000 millones de facturación hasta septiembre.

En concreto, la presidida por Ignacio Sánchez Galán logró una cifra de negocio de 23.368 millones de euros, un 1,7% por encima del cierre de 2010. Esta situación, unida a las desinversiones de la cotizada en el Estado de Connecticut (EEUU) y en Guatemala, han elevado su Ebitda hasta los 5.586 millones de euros, ligeramente por encima de lo obtenido hasta septiembre del ejercicio pasado.

En estos nueve meses, Iberdrola ha conseguido mejorar su caja hasta superar los 9.600 millones de euros de liquidez y se ha hecho con el control total de su filial ‘verde’, Iberdrola Renovables. También, las primeras subastas de déficit tarifario han mejorado la posición de la compañía en el mercado de deuda, donde varias agencias de ‘rating’ han mejorado su nota a perspectiva estable.

En un análisis por regiones de negocio, España sigue representando el grueso de la compañía, con una aportación del 41% del Ebitda total del grupo, y con unas cifras que han mejorado en un 11,4% las de los nueve primeros meses de 2010. EEUU y Reino Unido han contribuido con partidas del entorno de los 439 millones de euros cada una, aunque los negocios de Iberdrola en la primera economía del mundo han perdido representatividad. Brasil, la última en incorporarse a la cartera de la española, le ha reportado 634 millones de Ebitda, con lo que ha mejorado en un 51% su posición y ha reforzado el área de negocios regulados.

La deuda neta de Iberdrola, excluidos los 3.204 millones de euros del déficit tarifario pendientes de cobro, se situó al cierre del mes pasado en 28.310 millones de euros, con un grado de apalancamiento del 47,2%.

La producción total del grupo en este tiempo, sin embargo, cayó un 5,8% hasta los 107.822 gigavatios hora (GWh), debido sobre todo los descensos del 22% y el 23% en hidroeléctrica y cogeneración, respectivamente.

Con estas cifras, Galán ha confirmado que tanto el beneficio recurrente como el Ebitda de la compañía que preside mejorarán un 5% en este año y hasta un 9% en 2012. Un año para el que prevé aumentos en el precio de la electricidad y un mayor protagonismo de las renovables y un probable aumento del pago a accionistas con respecto a este año. Algo que mejoraría la ya atractiva rentabilidad por dividendo de la energética, al 6,17% a precios actuales.

En la presentación de resultados celebrada hoy, Galán ha reclamado una solución al asunto del déficit tarifario y una mayor responsabilidad de las autoridades energéticas sobre el mercado de las renovables. El presidente de Iberdrola ha llamado a planificar bien la apuesta por las nuevas fuentes de energía, de manera que tengan un crecimiento rentable para las compañías y el país que no se traduzca en un aumento de costes y, finalmente, de la factura a los clientes.