Los sindicatos de Caja 3 piden que Ibercaja se siente en la negociación del ERE

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Las negociaciones entre la dirección de Caja 3 y los sindicatos siguen en punto muerto. La intención de la entidad, que será absorbida por Ibercaja tan pronto como acometa su reestructuración, es despedir a 592 empleados, un recorte que los representantes de los trabajadores consideran imposible de asumir.

Toda la documentación recibida hasta ahora, señala la sección sindical de UGT en Caja 3 en su blog, “no hace sino confirmar el protagonismo de Ibercaja a la hora de elaborar el plan de reestructuración de Ibercaja + Caja3, presentado a Bruselas”, por lo que los sindicatos han solicitado “la presencia de representantes de esa entidad en la mesa de negociación”.

Los representantes de los trabajadores quieren además que la operación de integración, en caso de culminar, “se realice mediante sucesión de empresa, lo que evitaría a los trabajadores de Caja 3 la incertidumbre y riesgos que supone quedar durante un tiempo como una empresa filial o participada por Ibercaja, que es lo que pretenden”.

La semana pasada, la sección sindical de UGT ya se lamentó a través de una circular de que “todo parece indicar que su único propósito [por la dirección] es el de cumplir los requisitos legales, de forma que el próximo ERE no tenga los defectos de forma que dieron al traste con el primero”.

En la reunión de la semana pasada la dirección comunicó además a los representantes de los trabajadores que “no hay acuerdo vinculante con Ibercaja, al no haberse cumplido alguna de las condiciones extintivas que había en el Protocolo de Integración, como es la firma de un acuerdo laboral antes del día 17”. No obstante el representante del Bufete Sagardoy indicó que “existe voluntad de las partes por llegar a la integración, aunque no le consta que exista un nuevo documento suscrito”.

En este punto los sindicatos solicitaron información de si a la vista de la “inseguridad” de que concluya con éxito el actual proceso de integración con Ibercaja, se están estudiando planes alternativos con otras entidades.

El Protocolo de Integración con Ibercaja y el Plan de Integración de Ibercaja y Caja3 enviado a Bruselas contempla los 592 despidos.