Los sindicatos de Bankia intentan implicar a los trabajadores en sus protestas para emular a la Marea Blanca

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las movilizaciones programadas por los sindicatos de Bankia en respuesta a los 5.000 despidos planteados por la dirección no han contado con el respaldo esperado del conjunto de la plantilla, así como tampoco con demasiado eco en los medios de comunicación, en parte por lo señalado de las fechas navideñas.

Por ello, los representantes de los trabajadores se han planteado como uno de los objetivos prioritarios la implicación de la mayoría de los trabajadores en sus protestas, para lo que ya han buscado un ejemplo al que imitar, la Marea Blanca que se ha alzado entre los profesionales de la Sanidad en Madrid contras las privatizaciones y los recortes impulsados por el Gobierno regional.

Los sindicatos, “unidos como una piña, hemos de ser capaces de trasladar a la plantilla la gravedad y la urgencia del momento”, señala UGT en una circular en la que avisa de los trabajadores de Bankia “debemos despertar ya y despabilarnos”.

“Sabemos que estamos en Navidad pero lo que no podemos entender es que, en estos momentos alguien pretenda creer que los sindicatos por nosotros mismos podemos parar esta afrenta sin sentir el ‘calor’ de los y las trabajadoras arropándonos e incluso empujándonos”.

En esa línea, UGT, que considera que los trabajadores de Bankia “estamos aún en estado de shock y sin acabar de creernos lo que nos viene encima” ha realizado un llamamiento a emular otros movimientos de protestas, entre los que cita los de los trabajadores de Iberia y Caja 3 o incluso la Marea Blanca desatada en Madrid en protesta por los recortes a la Sanidad y la privatización de la gestión de los centros hospitalarios.

Las concentraciones de la semana pasada frente a los principales edificios de Bankia en las diversas provincias, significan “un primer escalón” señala UGT, que promete nuevas movilizaciones.

Tras las infructuosas negociaciones previas, el día 9 de enero empezará el plazo legal de un mes para que sindicatos y dirección de Bankia lleguen a un acuerdo. La dirección del banco ha ofrecido a los sindicatos el despido de 5.000 trabajadores, a los que se ofrecerá una indemnización de 22 días por año trabajado con un límite máximo de 14 mensualidades. El resto de bajas, hasta el número de total de 6.000, se realizarían a través de empresas participadas del grupo presidido por José Ignacio Goirigolzarri.