El Gobierno abre la puerta a más medidas de austeridad sin especificarlas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha afirmado hoy que el objetivo del Estado de reducir el déficit al 6% para 2011 es “incondicional”. Por ello, si la evolución de la economía es “más negativa” de los previsto en el cuadro macroeconómico y lo pone en peligro, el Gobierno tomará “medidas adicionales” en ese sentido.

Campa, que compareció en rueda de prensa tras la publicación del IPC de julio, responde de este modo a José Manuel González Páramo, miembro del Comité Ejecutivo del BCE, que en una entrevista concedida a Europa Press había recomendado al Ejecutivo adoptar medidas presupuestarias adicionales, y ser “relativamente conservador” en las previsiones económicas para evitar “sorpresas negativas”.

En este sentido, Campa ha asegurado que el Gobierno ha elaborado sus previsiones de crecimiento con “cautela”, y ha reiterado que entre ellas está la de cerrar 2010 sin crecimientos intertrimestrales negativos, lo que, a su juicio, es compatible con la contracción de dos décimas augurada por el presidente Zapatero para el tercer trimestre.

El secretario de Estado de Economía ha señalado además que el Gobierno prevé “una caída del coste de la deuda sostenido” durante los próximos 18 meses, que abrirá la puerta a “cierto margen” presupuestario para poder “reasignar” partidas, como el gasto en infraestructuras, mediante la recuperación de algunos de los proyectos que se habían visto afectados por el recorte de 6.400 millones de euros para los próximos dos años.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA