Último intento para un acuerdo entre Gas Natural y Colombia sobre Electricaribe

Sede de Gas Natural
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La compañía española y el Ejecutivo de Juan Manuel Santos se reúnen a 24 horas de que finalice el plazo de intervención y se decida el futuro de Electricaribe. Este lunes Gas Natural Fenosa y el Gobierno colombiano mantendrán su última reunión para tratar de llegar a un acuerdo sobre el futuro de Electricaribe, la filial del grupo español en el país latinoamericano, a 24 horas de que finalice el plazo máximo de intervención. Mañana, la Superintendencia de Servicios del Ejecutivo de Juan Manuel Santos tomará la decisión definitiva de devolver la gestión de la compañía (que permanece intervenida desde noviembre) a la filial o dar paso a otro operador.
 
En caso de que las dos partes no lleguen a un acuerdo y Colombia opte por quitar la gestión de las manos definitivamente a Gas Natural, el grupo podría llevar el caso ante el Ciadi, el tribunal de arbitraje del Banco Mundial.
 
La consecución de un acuerdo ‘in extremis’ parece difícil, aunque las posturas se han acercado en las últimas semanas. A principios de este mes, el Gobierno colombiano anunció que ve posible un pacto por Electricaribe, mientras que durante la presentación de sus resultados de 2016, el consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, recalcó que el objetivo de la compañía seguía siendo “negociar” con el equipo de Santos para evitar tener que acudir a los tribunales internacionales.
 
Electricaribe, participada en un 85,38% por Gas Natural Fenosa, fue intervenida por el gobierno de Colombia el pasado 14 de noviembre, fijando un plazo de dos meses que posteriormente se amplió por otros dos, por lo que finaliza mañana 14 de marzo.
 
A su vez, la compañía presidida por Isidro Fainé, que podría haber acudido ya al Ciadi el pasado día 3 de marzo, decidió esperar a agotar el tiempo de la intervención en busca de un acuerdo con las autoridades del país colombiano.
 
El origen del conflicto radica en los continuos impagos que sufre Electricaribe por distribuir la electricidad a 2,5 millones de personas que viven en la zona norte del país, frente a la costa del Mar Caribe, que alcanzarían, según Gas Natural, los 1.259 millones de euros a cierre del pasado mes de septiembre.
 
Por su parte, la Comisión Europea ha asegurado que ya está “colaborando” con las autoridades españolas en el seguimiento de la situación de la filial de Gas Natural Fenosa en Colombia, según publica Europa Press. Bruselas respondía así a una carta remitida por la CEOE al organismo para pedir su mediación en el conflicto.
 

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA