La CEOE ve en el adelanto del Impuesto de Sociedades un ataque al empleo y a la competitividad

Juan Rosell, presidente de la CEOE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La patronal habla de medida “desproporcionada” que dañará la competitividad, la inversión, el empleo y la solvencia a corto plazo de las empresas afectadas. Las voces crecen contra el adelanto del pago del Impuesto de Sociedades que ha aprobado este viernes el Gobierno de Mariano Rajoy. Después de que el presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Bonet, calificase el anuncio como “mala noticia” para las empresas, la CEOE ha hablado de una medida “desproporcionada, discriminatoria y excesiva”.
 
No se queda ahí la crítica de la patronal sino que valora que la decisión dañará a uno de los pilares que busca reforzar el Ejecutivo: la competitividad. Desde la CEOE entienden que se ha de tener en cuenta que las empresas españolas compiten con rivales situados en otras jurisdicciones que, al no estar afectadas por medidas de este tipo, disponen de más liquidez para acometer inversiones y proyectos de investigación, a la vez que su financiación será más barata.
 
Va más allá la CEOE y advierte al Gobierno de que este dinero anticipado por las empresas no podrá ser dedicado a la inversión. Algo que dañará la creación de empleo, máxime teniendo en cuenta el anuncio de que la medida tendría carácter indefinido hasta alcanzar los objetivos de déficit.
 
Otro de los síntomas que podrán padecer las empresas es que los problemas en la solvencia a corto plazo podrían ir apareciendo, lo que derivaría, en algún caso, en una revisión de la calificación crediticia, concedida con el consiguiente encarecimiento de la financiación y los conflictos que acompaña esta baja de la calificación.