Los garajes se reivindican ante los inversores con rentabilidades de hasta el 8%

Garaje
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los expertos aconsejar comprar plazas los cascos históricos ya que la oferta de la población residente se ve aumentada con la de oficinas y comercios. Comprar un garaje para alquilar ha sido tradicionalmente la fórmula más utilizada para invertir en el mercado inmobiliario de quien no quiere realizar un desembolso excesivo ni correr demasiados riesgos, pero la pregunta es si en este momento este tipo de inmuebles ofrecen una rentabilidad atractiva.
 
Luis Corral, consejero delegado de Foro Consultoresconsidera que sí, que en la actualidad plaza de garaje es un producto interesante, ya que su rentabilidad oscila entre el 5% y el 6% de media en toda España, pero se puede llegar hasta el 7% y el 8% en el centro de las ciudades, especialmente en Madrid, donde hay mucha demanda y la oferta es escasa. “Una buena rentabilidad en proporción a la cantidad del dinero invertido”.
 
Explica el representante de Foro Consultores que además el propietario de una plaza de garaje puede recuperar su inversión por dos vías: tanto de la rentabilidad que obtenga por su alquilar, como de las posibles plusvalías que obtenga de una posterior venta.
 
“Pero para que eso se produzca –aclara Luis Corral- y asegurar el éxito de nuestra inversión necesitamos un inquilino al que le sea atractiva la localización que le proponemos y para ello tiene que ser un inmueble muy, muy bien elegido en cuanto a su ubicación”.
 
Para acertar insiste en que, como norma general, lo más recomendable es decantarse por el centro de las ciudades y en el caso de Madrid cita los distritos de Centro, Arganzuela, Chamberí o Barrio de Salamanca, por poner algunos ejemplos, ya que a pesar de tener mayor precio ofrecen también mayor rentabilidad. Señalando que esto sucede porque en los cascos históricos y el centro de las ciudades, no sólo la dotación de garajes es escasa sino que la demanda de aparcamientos de la población residente se ve ampliada por la de la actividad terciaria (oficinas, actividades comerciales, de ocio y turísticas…) de la zona que lo que “da un valor añadido a tu plaza y te asegura que vas a tener una demanda permanente”.
 
¿Y cuáles son las ventajas que puede tener invertir en una plaza de garaje? La primera a la que se refiere el representante de Foro Consultores Inmobiliarios es el precio. “Se puede adquirir una plaza desde 12.000 a 40.000 euros en el caso de plazas ‘top’, “un precio asequible a muchos bolsillos si lo comparamos con otros productos inmobiliarios”. Aunque estos precios son muy superiores en zonas vips como la ‘milla de oro’ de Madrid, por ejemplo en calles como Ortega y Gasset donde –según los últimos datos de Foro Consultores- los precios oscilan entre los 50.000 y 70.000 euros en promociones nuevas de pisos de venta libre, mientras que los precios de venta en concesión van 26.000 y 44.000 euros dependiendo de la superficie de la plaza y se venden a 64.000 euros de media en el caso de garajes segunda mano.
 
El segundo punto a favor de la inversión en garajes, a juicio de esta consultora, es que no suele haber problemas de financiación, “ya que habitualmente para comprar este producto no se requiere financiación externa y la gente suele tirar de ahorros.
 
Las facilidades de gestión son el tercer aspecto favorable que destacan desde Foro Consultores, ya que no hay que dedicarle mucho tiempo al inmueble antes, durante y después de su alquiler, con el añadido de “que los garajes no están sujetos a la Ley de Arrendamientos Urbanos, por lo que hay toda la flexibilidad del mundo para negociar con el inquilino, lo que facilita la transacción ya que todo se hace por acuerdo entre las dos partes”, tal y como subraya Luis Corral.
 
El cuarto punto que puede animar al particular a decantarse por esta inversión es que el garaje “es un bien relativamente líquido, y si el propietario necesita el dinero, éste se puede recuperar con facilidad a través de la venta si has elegido un buen inmueble”.
 
Además, de destacar que la rentabilidad bruta (es decir la renta que te paga el inquilino) y la neta (el dinero del alquiler menos los gastos), están muy cerca, ya que estos inmuebles no son muy costosos ni por mantenimiento ni vía impuestos”, lo que es otra circunstancia que debe ser tenida en cuenta a la hora de hacer números antes de comprar una plaza de garaje.