Las fintech, ¿rivales o colaboradoras necesarias de los bancos?

fintech
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Saxo Bank considera que los intereses futuros de bancos y fintech “son más propensos a converger que a no hacerlo”. Las fintech han irrumpido con fuerza en el mercado financiero, siendo percibidas como una amenaza por los bancos tradicionales. Sin embargo, los expertos de Saxo Bank Søren Kyhl, Global COO y Stig Tørnes, Head of Business Management, tienen otro enfoque. A su juicio, “el coste de no colaborar será la diferencia entre la supervivencia y el éxito”.
 
Los analistas señalan que, lejos de un único escenario ganador, “el futuro del ecosistema financiero pasará por ver a las empresas más innovadoras tecnológicamente y a los bancos reteniendo sus ventajas competitivas si reconocen que sus intereses futuros son más propensos a converger que a no hacerlo”.
 
Saxo Bank destaca como principal fortaleza de las fintech la “libertad de utilizar la tecnología más innovadora disponible para construir interfaces para clientes de uso fácil”. No obstante, dado que estas compañías no son dueñas de la infraestructura subyacente, “su misión es hacer que la experiencia de usuario sea mejor que la disponible a través de los bancos, más que proteger los servicios existentes que dependen de infraestructuras que ya existen también”. Además, estas firmas han demostrado ser mejores en la extracción de conocimiento muy valioso del cliente para ofrecer un mejor servicio y tomar decisiones rápidas (por ejemplo, en el espacio de los préstamos).
 
Los bancos, por otro lado, siguen conservando algunas “ventajas competitivas” a pesar de los crecientes desafíos derivados de las presiones regulatorias sobre el capital, así como del rápido ritmo de la tecnología, que hace que sea difícil para ellos mantenerse por delante en el juego de la innovación. Así, la banca tradicional cuenta “con relaciones duraderas con sus clientes, están regulados, y tienen una visión profunda de la infraestructura financiera global”. “Y esto último es clave”, señalan los expertos, “ya que para proporcionar servicios financieros en todo el sentido, es necesario comprender la infraestructura financiera existente para poder acceder a él y/o actuar como una puerta de entrada al mismo”.
 
“Si la fuerza de las fintech es la debilidad de la banca, y viceversa, entonces tendrán que aprovechar la ventaja competitiva entre ambas industrias para preservar su valor dentro de la cadena y sobrevivir y construir escala dentro del ecosistema financiero”, apunta Saxo Bank.