El BCE pisa el acelerador en las compras de bonos empresariales

Sede del BCE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El BCE realizó la semana pasada las mayores compras de bonos corporativos desde que puso en marcha el programa hace tres meses. La semana pasada, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decepcionó a los mercados al no anunciar en su reunión de política monetaria nuevas medidas de estímulo para la economía europea. Sin embargo, al mismo tiempo la institución que preside Mario Draghi fue inusualmente activa en el mercado de deuda empresarial, con las compras de bonos más abultadas en casi tres meses, cuando se puso en marcha el programa.
 
Según las cifras que semanalmente publica el BCE, el viernes 9 de septiembre la institución comunitaria tenía en su balance 22.895 millones de euros en deuda empresarial, un incremento de 2.398 millones respecto a los 20.497 millones que presentaba una semana antes. Las compras prácticamente duplican a las realizadas en los siete días anteriores (26 de agosto) de apenas 1.164 millones de euros.
 
El BCE no había superado el umbral de los 2.000 millones de euros desde las primeras semanas de la puesta en marcha del programa. De hecho, para encontrar una cifra similar hay que retrotraerse al período comprendido entre el 17 y el 24 de junio, cuando los hombres de Draghi desembolsaron 2.650 millones de euros hasta alcanzar una cartera entonces de 4.898 millones de euros.
 
Se da la circunstancia de que precisamente la semana pasada dos empresas europeas, el gigante del consumo Henkel y la farmacéutica Sanofi, se convirtieron en las primeras en emitir deuda con rentabilidad negativa, es decir, en cobrar intereses por sus bonos. Sanofi emitió 1.000 millones de euros con vencimiento en 2020 y Henkel 500 millones con vencimiento en 2018. En ambos casos, la rentabilidad se situó en el -0,05%.
 
El plan de compras del BCE, puesto en marcha en el mes de junio, se dirige a deuda corporativa denominada en euros con un rating de ‘grado de inversión’. El programa incluye la compra de hasta el 70% de cada referencia (ISIN) en títulos con plazos de al menos seis meses y hasta 30 años, tanto en el mercado primario como en el secundario. Las empresas extranjeras (de fuera de la eurozona) pueden ser incluidas siempre que gocen del ya mencionado de grado de inversión y realicen la emisión a través de una filial local.