Nuevos e-mails dejan en evidencia la “cuenta de mierda” de la Bankia de Rato

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“Cuidado no vayamos a quedarnos por debajo del 8% de capital principal pese a captar 3.000 millones de euros en Bolsa”, advertían los inspectores. Los equipos de inspección del Banco de España conocían la mala situación en la que se encontraba Bankia durante la presidencia de Rodrigo Rato, según nuevos correos electrónicos entre miembros del supervisor bancario de los que se hace eco VozPopuli.com.
 
José Antonio Casaus, jefe de la inspección del Banco de España en Bankia, que recientemente explicó ante el juez Andreu que el banco era “una máquina de perder dinero”, se mostraba muy crítico ya en diciembre de 2011, apenas unos meses después de la salida a Bolsa.
 
“Hemos hablado con Gestión de Balance, que nos dice que la previsión de margen financiero que han hecho para 2012 para Bankia SA, que es quien aporta casi todo el margen financiero de Grupo Bankia según Durá [interventor del banco], es de sólo 2.700 millones de euros. La sensación que tenemos es que con esos 2.700 salía una cuenta de mierda (perdón por lo de ‘cuenta’), y que desde Intervención han cambiado posteriormente las masas de balance (…) para hacerla más presentable”, apuntaba, según recoge el diario digital.
 
Antes incluso de que Bankia saliese a Bolsa, en abril de 2011, Casaus remitía un correo a su superior (Pedro Cormín) en el que explicaba su preocupación sobre el riesgo de que el banco no fuese solvente pese a la salida a Bolsa: “Cuidado no vayamos a quedarnos por debajo del 8% de capital principal pese a captar 3.000 millones de euros en Bolsa”.
 
La venta de las acciones en las oficinas a pequeños inversores también fue cuestionada por los inspectores. A pesar de que ya se había cubierto gran parte del tramo, el regulador consideraba que “si en el ecuador del plazo marcado para recibir órdenes minoristas aprueba un plan de incentivos, inferimos que las cosas no van como les gustaría”, recoge VozPopuli.com.