El CEO de Apple, sobre la sanción de Bruselas: “Es basura política”

Tim Cook, CEO de Apple
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Tim Cook niega haber recibido un trato de favor en Irlanda y acusa a la Comisión Europea de querer armonizar los tipos de impuestos en toda la UE. El CEO de Apple, Tim Cook, no se muerde la lengua a la hora de criticar el dictamen de la Comisión Europea que le obliga a pagar 13.000 millones de euros por recibir un trato de favor fiscal en Irlanda. En una entrevista al diario irlandés Irsih Independent ha calificado la sanción de “basura política”.
 
Tras la carta abierta que publicó el martes, poco después de darse a conocer la resolución de Bruselas a una investigación que comenzó hace tres años, Cook vuelve a cargar contra el Ejecutivo europeo. Le acusa de querer “armonizar” los tipos de impuestos en la UE y utilizar a Irlanda como “peón”.
 
“Hay otras posibilidades también, pero creo que es evidente que hay un deseo de armonizar las tasas de impuestos en toda la UE. Hacerlo de esta manera no parece ser el enfoque correcto para mí. Debe haber una discusión pública sobre el mismo”, señala el consejero delegado del fabricante del iPhone al citado medio.
 
Cook rechaza además mantener un acuerdo beneficioso en materia fiscal con el gobierno irlandés y mantiene que la compañía de la manzana mordida está sujeta a la tasa de Impuesto de Sociedades del 12,5% que tiene el país, como cualquier otra empresa.
 
“Pagamos 400 millones de dólares en impuestos en 2014. Creemos que somos el mayor contribuyente allí”, asegura, aunque la Comisión Europea asegura, tras su investigación que mediante un acuerdo favorable ese año tan solo abonó una tasa del 0,005%.

El CEO de Apple continuó su gira por los medios del país con otras declaraciones a la emisora RTE para instar a Dublín a darse prisa en la apelación a la decisión de Bruselas: “Es importante que el gobierno (de Irlanda) se mantenga firme porque las inversiones futuras en los negocios dependes del nivel de certeza”, ha asegurado.

Bruselas: «la decisión esta basada en hechos»

La comisaria de Competencia comunitaria, Margrethe Vestager, quien ha liderado el dictamen de Bruselas, ha respondido ya a las declaraciones de Cook para defender que no se tratab de una cuestión política. “No, esta es una decisión basada en los hechos del caso, analizando como está organizada Apple Sales International en Irlanda, los beneficios que se registran allí y como tributaban”, ha dicho en rueda de prensa.

Ha recalcado además que los cálculos del importe de la multa, 13.000 millones más intereses, se basan en esa ventaja fiscal que ha permitido a la compañía una baja tasa efectiva aplicada a sus beneficios, que llegó a reducirse al 0,005 % en 2014.

La Comisión Europea entiende que la relación fiscal que mantienen Apple y el gobierno irlandés supone una ayuda estatal incompatible con las reglas comunitarias, por lo que ha obligado al país a cobrar a la compañía los impuestos no cobrados desde 2003 a 2014.