El Gobierno felicita a las comunidades por recortar 21.000 millones del sector público

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las autonomías han eliminado 207 instituciones más de las que el Ejecutivo pedía. El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha felicitado a las comunidades autónomas por recortar 21.587 millones de euros del tejido público “reagrupando, absorbiendo, fusionando” y aprovechando la economía de escala, a la vez que mantenían la “racionalización y reestructuración” de las empresas estatales que permanecen activas.

Y es que, las autonomías han eliminado 715 entidades desde el 1 de enero de 2012 hasta julio de 2014. De este modo las comunidades han alcanzado un 141% de su compromiso inicial, que establecía la supresión de 508 compañías públicas, según ha explicado la secretaria general de Coordinación Autonómica y Local, Rosana Navarro en declaraciones a Europa Press.

Esto es “un esfuerzo a aplaudir”, ha asegurado Navarro, quien también ha indicado que cada comunidad autónoma ha marcado sus propios objetivos y la forma de conseguirlos, pero que como “van viendo que el ahorro es evidente”, los gobiernos regionales han incrementado sus metas. Lo único que hace el Ejecutivo es controlar que se cumplen los planes de ajuste y los compromisos iniciales, según ha explicado.

Aun así, la secretaria general ha remarcado que no se han dejado de prestar servicios a los ciudadanos, «salvo que se haya visto que no tenían sentido porque ya los prestaba otra administración y, por lo tanto, había duplicidades, o porque se haya eliminado el servicio al comprobar que no había demanda». «Lo que pretendemos es ahorrar pero sin que disminuya la calidad del servicio», ha asegurado.

En la misma línea ha justificado las reducciones de plantilla, que se han reducido en 53.544 personas, por la amortización de las jubilaciones, las externalizaciones y por la racionalización de contratos que se reunifican, aunque también ha admitido que se ha aprobado un ERE.