Los bancos españoles ganaron un 11,1% más hasta septiembre

Sucursal de Abanca
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las entidades asociadas a la AEB ganaron 7.449 millones a perímetro constante, 9.723 millones si se incluye la entrada de un nuevo grupo tras la integración de Abanca y Banco Etcheverría. El resultado atribuido de los grupos bancarios españoles, a perímetro constante, alcanzó los 7.449 millones de euros a septiembre de 2014, un incremento de un 11,1% respecto al obtenido en el mismo período de 2013, según ha anunciado hoy la Asociación Española de Banca (AEB).

La patronal bancaria destaca que si se tiene en cuenta el incremento del perímetro por la incorporación de un nuevo grupo a las cuentas consolidadas, tras la integración de Abanca (antigua Novagalicia) con Banco Etcheverría, el beneficio atribuido se elevó hasta los 9.723 millones de euros. Todavía no se incluyen en estas cuentas el resultado de Cajamar, formado por la unión de 19 cajas rurales, que se incorporó recientemente a la AEB.

El balance agregado de los bancos se incrementó en 120.488 millones de euros hasta alcanzar los 2,41 billones, un 5,2% más debido a este efecto perímetro. En el lado del activo, el crédito a la clientela aumentó un 4% hasta los 53.560 millones mientras que las inversiones en renta fija lo hicieron en 53.560 millones (un 20,7% más). Por otro lado, los bancos captaron 72.700 millones de euros en depósitos de la clientela, por lo que la cobertura depósitos/créditos se elevó hasta el 91%, respecto al 89% de un año antes.

No obstante, el balance individual, que no se ve afectado por el incremento del perímetro, el crédito disminuyó un 3,56% o 52.497 millones de euros, mientras que los depósitos bajaron en 10.969 millones (-1,5%).

En lo que se refiere a la solvencia, el core equity Tier 1 (CET1) se elevó al 11,54%, frente al 11,43% de un año antes. Las entidades de la AEB destinaron en el período 17.412 millones de euros a dotaciones y provisiones, con una morosidad que se situó en el 8,08% en el balance consolidado (por encima del 13% en el individual).