El gallego de confianza de Escotet abandona la cúpula de Abanca

Abanca
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El consejo de administración de Abanca se queda sin uno de los nombres propios de su reconversión. Baltar Estévez deja la entidad. El vigués Raúl Baltar Estévez al que el Juan Carlos Escotet confío algunas de las más altas responsabilidades del grupo Banesco, hace las maletas. El hasta ahora hombre de confianza del banquero venezolano confirma su retirada al abandonar el consejo de administración de Abanca, la marca con la que rebautizaron a la antigua Novagalicia.

Baltar Estévez había presentado su renuncia a sus cargos en Banesco hace sólo unos días y ahora ha hecho lo propio también en la marca heredera de las antiguas cajas de ahorros gallegas. Según ha explicado la propia Abanca, su retirada se debe a un cambio de residencia a Lima, la capital peruana, desde donde no parece poder asumir las tareas que hasta la fecha venía realizando.

Su paso meteórico por Banesco ha sido también fugaz, pues llegó a la entidad venezolana el pasado mes de marzo. Entonces, uno de sus principales acometidos fue el de encajar la adjudicación de la maltrecha Novagalicia tras un arduo proceso dirigido por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). De hecho, llegó al banco gallego en los primeros días del traspaso de poderes del Banco de España a sus nuevos dueños y lo hizo acompañado de otros cinco colegas, entre ellos el mismo Escotet.

En el escueto hecho relevante remitido por Abanca a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se explica que Baltar Estévez ha presentado su renuncia como consejero dominical al consejo de administración de la entidad “por motivos personales”. Sus compañeros de cúpula se han limitado a “tomar razón” de los hechos y agradecerle sus servicios prestados “en beneficio” de la marca de la que ya queda completamente desvinculado.