Los autónomos y los contratos temporales tiran del mercado laboral

Oficina de empleo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Entre junio y septiembre de este año, España perdió 26.700 puestos indefinidos, mientras se crearon 122.400 temporales, según la EPA. España creó 151.000 puestos de trabajo en el tercer trimestre del año, las mejores cifras de empleo en un verano desde el inicio de la crisis, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Al mismo tiempo, el número de horas trabajadas cayó un 8,5%. O dicho de otro modo: el mercado laboral perdió 49,6 millones de horas de trabajo respecto al segundo trimestre por el periodo por el periodo vacacional, si bien, en términos interanuales aumentaron en 8,4 millones.

Los datos de la EPA revelan que en este periodo se crearon 370.000 empleos a tiempo completo, mientras se destruyeron 219.600 a tiempo parcial. Entre junio y septiembre de este año, España perdió 26.700 puestos indefinidos, mientras se crearon 122.400 temporales, con lo que el número de asalariados avanzó en 95.700 personas. Tras este resultado, la tasa de temporalidad subió 0,6 puntos respecto a la del segundo trimestre, hasta el 24,6%.

El resto del empleo creados se corresponde con los autónomos (58.600, un 38,8% del total). Por sexos, el empleo aumentó este trimestre entre los hombres en 164.900, mientras que entre las mujeres disminuyó en 13.900.

Mientras tanto, el número de ocupados asciende a 17,5 millones, 650.000 menos que los que encontró Mariano Rajoy a su llegada a la Moncloa.

Respecto a la otra cara del mercado laboral, la tasa de paro bajó del 24% (23,6%) por primera vez desde el último trimestre de 2011, cuando el PP llegó al poder. El descenso viene motivado tanto por la creación de empleos como por la disminución de la población activa.

El paro bajó en 195.200, un 3,5% menos, con lo que el número total alcanza la cifra de 5,42 millones de personas, también el registro más bajo desde el cierre de 2011.

Mientras tanto, el número de activos disminuyó en 44.200 hasta 22,9 millones. El número de extranjeros en activos disminuyó en 51.100. Por contra, el de españoles aumentó en 6.900. En los 12 últimos meses se ha reducido en 241.700 personas.