El nuevo Euríbor, ¿otro revés para las familias tras el ‘fiasco’ del IRS?

Sede del BCE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Bruselas alienta la creación de un nuevo Euríbor Plus cuyo cálculo dependerá de los tipos de interés de las transacciones realizadas en el interbancario. La manipulación de los índices interbancarios en la que se han visto envueltos algunos de los principales bancos internacionales ha llevado a las autoridades europeas a poner sobre la mesa la necesidad de buscar una alternativa al Euríbor, una medida que podría repercutir directamente sobre las familias españolas, ya que a este índice están vinculadas casi ocho de cada diez hipotecas concedidas en España.

El Euríbor actual se calcula a partir de los tipos medios a los que se presta un grupo de 36 bancos (los que forman el panel) en el mercado interbancario a diferentes plazos. Sin embargo, eso no significa que esas operaciones se hayan cruzado realmente, lo que ha hecho a este índice susceptible de manipulaciones a juicio de la Comisión Europea, según publicaba ayer Expansión en su edición de pago,

En ese sentido, el supervisor estaría trabajando en la posibilidad de elaborar un nuevo índice de referencia conocido como Euríbor Plus. La principal diferencia del nuevo índice sería la forma de cálculo, que sólo tendría en cuenta los precios (tipos de interés) de transacciones realizadas en lugar de los precios de referencia anunciados por las entidades financieras.

La Comisión Europea multó con 1.712,5 millones de euros a seis bancos europeos a finales del año pasado por manipular los tipos interbancarios. Sin embargo, más allá de las implicaciones para las entidades, el interrogante para la gente de a pie se centra en si este nuevo Euríbor Plus supondría una subida en los tipos de interés a pagar.

Los rumores sobre este nuevo índice aparecen apenas dos años después de la puesta en marcha del Interest Rate Swap (IRS) a cinco años, que en principio planteó el Banco de España como una alternativa al Euríbor pero que en la práctica ha sido condenado al ostracismo y apenas se ofrece en los contratos hipotecarios.

El IRS, que se estrenó justo hace dos años –en octubre de 2012-, se calcula como la media del mercado de futuros sobre los tipos de interés a este plazo y su principal atractivo reside en la estabilidad, ya que la cuota hipotecaria sólo se revisaría cada cinco años. Sin embargo, apenas se utiliza, entre otras cosas por el poco interés de los propios bancos y porque a día de hoy es considerablemente más caro que el Euríbor para las familias. Así, el IRS cerró septiembre en el 0,488%, por el 0,362% del Euríbor a un año.

Mientras se debate sobre el nuevo índice, el Banco de España ha decidido elevar la vigilancia sobre las entidades participantes en el panel europeo de elaboración del Euríbor.

En concreto, el supervisor bancario ha comunicado a las entidades españolas participantes en el panel europeo -Santander, BBVA, CaixaBank y CecaBank- que revisen y extremen el control de sus procedimientos internos y que dicho proceso formará parte del proceso de inspección del Banco de España.