Florentino Pérez se sale con la suya: el agujero del Castor lo pagarán los consumidores

Florentino Pérez, presidente de ACS
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Enagás pagará a Escal, controlada por ACS, una compensación de 1.350 millones de euros. El sistema gasista resarcirá al gestor del sistema -participado por el Estado- durante 30 años. ACS se ha salido con la suya. El Gobierno ha dado el visto bueno a la solicitud de Escal, sociedad que controla la empresa que preside Florentino Pérez, para extinguir la concesión del almacén de gas Castor y ha aprobado una compensación a la compañía de 1.350,7 millones de euros. Enagás, el gestor del sistema del gas participado por el Estado, se hará cargo de la factura y el sistema gasista, a su vez, resarcirá a esta compañía a lo largo de 30 años, por lo que finalmente lo terminarán pagando los consumidores a través del recibo. El primer pago se realizará el 25 de abril de 2016.

Según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, el Ejecutivo ha decretado la ‘hibernación’ de la instalación hasta que se garanticen las condiciones de seguridad necesarias. Desde septiembre del año pasado la planta Castor estaba cerrada. El Gobierno decidió paralizar la inyección de gas al registrarse centenares de seísmos.

Hace algunos meses, el ministro de Industria, José Manuel Soria, reconocía que “no había otra opción” que indemnizar a ACS debido a que cuando se aprobó la construcción, hace ahora seis años, se incluyó una cláusula por la que se permitía la renuncia del constructor durante un plazo de 25 años en el caso de que la inversión se considerase no rentable.

El Gobierno intentó librarse de esa obligación, pero el Tribunal Supremo rechazó su petición de anular la indemnización.