CCOO pide a Unicaja una ‘paga extra’ para los empleados de la entidad

Sucursal de Unicaja
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El grupo Unicaja ha rebajado sus gastos de personal en un 33% desde junio 2013 a junio 2014, cuatro puntos más que la media del sector. La sección sindical de CCOO en Unicaja considera que la plantilla del banco que preside Braulio Medel se merece “una paga” teniendo en cuenta los buenos resultados de la empresa en la primera mitad del año.

En una circular, el sindicato destaca que Unicaja Banco (incluyendo Ceiss) obtuvo un beneficio en los seis primeros meses del año de 533,6 millones de euros, un 17% de los 3.088 millones obtenidos por las 17 entidades integradas aún en la CECA, a pesar de que la andaluza sólo aporta un 7% de los activos totales.

El grupo Unicaja ha rebajado sus gastos de personal en un 33% desde junio 2013 a junio 2014, es decir, cuatro puntos más que la media del sector, que lo ha hecho en un 29%, destaca CCOO. El importe de gastos de personal a junio del 2014 es el mismo que a Junio del 2013 (138.092 miles de euros), “lo que significa que la contención de salarios a la que estamos sometidos, ha conseguido absorber los incrementos de la entrega a cuenta del convenio, del devengo de trienios, y lo más importante, de la subida del 5% de la base máxima de cotización”, añade el sindicato.

No ocurre igual otros gastos generales de administración, que pasan de 41.654 miles de euros a junio de 2013 a 44.870 miles en junio de 2014.

La eficiencia individual de Unicaja se situó en el 35%, una de las más bajas del sector cuya media está en el 43%, con lo que la ventaja de Unicaja, “acumulada por años de políticas de contención de costes salariales”, ha permitido una ventaja competitiva de un 8%. “Y este resultado es tanto mejor, si consideramos la eficiencia media individual por entidad, la cual se situaría en el 46%, colocando así la ventaja competitiva de
Unicaja sobre éstas en más de 11%”, destaca CCOO.

Por último, el sindicato defiende esta paga porque “estamos presionados hasta el extremo, en muchos casos maltratados por nuestros superiores y asumiendo la sobrecarga de trabajo originada por el descenso de más de 500 personas en plantilla en los últimos seis años”.