Anticorrupción estrecha el cerco sobre el equipo de Blesa por el uso privado de tarjetas de Caja Madrid

Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Blesa y otros directivos usaron las tarjetas para “compras de alimentación, ropa, o retiradas de efectivo” en vez de para gastos de representación. La Fiscalía Anticorrupción ve un presunto uso irregular de las tarjetas de empresa por parte de directivos y consejeros de Caja Madrid, según publica hoy Expansión, que destaca que las sospechas del Ministerio Fiscal parten de un informe interno elaborado por Bankia, y avalado por el FROB, en el que se determina que 86 consejeros y directivos de Caja Madrid pudieron usar tarjetas de empresa para fines privados.

Según expone el escrito de la Fiscalía, la utilización de estas tarjetas “no aparece conectada con los gastos de representación”, sino a usos más prosaicos como “compras de alimentación, grandes superficies, ropa, o retiradas de efectivo”. Por ello, Anticorrupción ve indicios de delito y pide al juez Fernando Andreu, de la Audiencia Nacional, que incorpore la investigación al caso Bankia.

Algunos de los consejeros y directivos tenían además otra tarjeta, y siguieron usándolas una vez cesados de su cargo, señala este diario. Entre los que más cargaban a estas tarjetas destacan el ex director general, Ildefonso Sánchez Barcoj (484.200 euros); el exconsejero, de Izquierda Unida, José Antonio Moral Santín (456.500 euros); el exdirector de organización y medios, Ricardo Morado (448.300 euros); y el expresidente de la caja, Miguel Blesa (436.700 euros).

En total, la cúpula de Caja Madrid gastó 15,5 millones entre 2003 y 2012 a través de estas tarjetas. Una veintena de consejeros y directivos cargó más de 200.000 euros. El gasto anual superaba en muchas ocasiones los 40.000 y 50.000 euros.