Echenique dice que no hay irregularidades en las transferencias que recoge la UDEF

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique / Foto: E. Parra - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha lamentado el «psicodrama mediático» por el informe policial, remitido al juez del caso ‘Neurona’, en el que se recoge que ordenó tres pagos a una asociación cuando «no hay ninguna irregularidad en esas transferencias».

Así lo ha trasladado en Twitter después de conocerse que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha enviado en el marco de la investigación sobre la Caja de Solidaridad de Podemos, un informe en el que concluye que ordenó tres transferencias por importe total de 30.000 euros de la cuenta bancaria de la formación ‘morada’ a la de la Asociación 404 Comunicación Popular. El partido pide el archivo porque en el análisis de los investigadores «no se aprecia irregularidad alguna».

Al respecto, Echenique ha detallado que se trata del mismo «dato estúpido» que ya fue publicado hace seis meses y ha adjuntado una información del diario ‘Publico’, apuntando que dicho documento no arroja irregularidades.

Para Echenique, lo «curioso» del denominado caso Neurona es que, «aunque llevan un montón de meses» investigando a Podemos a «base de rumores», «todavía no han encontrado absolutamente nada». «Porque no hay nada», ha agregado.

«LAWFARE»

En varios comentarios en esta red social, ha criticado que todo este caso comenzó cuando «un señor despedido de Podemos», en referencia al abogado de la formación José Manuel Calvente, fue a un juzgado a acusarles «sin ninguna prueba».

Fue entonces cuando, a su juicio, se produjo una situación «muy extraña» que los expertos en el ámbito jurídico definen como «investigación prospectiva», que es algo «muy cuestionable en derecho».

Además, Echenique ha insistido en que la ausencia de pruebas sobre la denuncia presenta «no importa», al entender que su objetivo no es una condena judicial sino que se les «difame mediáticamente» para «amañar el juego democrático». «Se llama ‘lawfare’ (concepto inglés que se traduce como acoso judicial) y es justo lo que han hecho hoy», ha zanjado.