Atrapados en la AP-6

¿Dónde estaba De la Serna?

El ministro de Fomento no ha viajado a Madrid ni modificado su agenda a pesar de la alarma por lo ocurrido en la AP-6.

Iñigo de la Serna, ministro de Fomento
Iñigo de la Serna, ministro de Fomento

El caos en la AP-6 la pasada noche del 6 de enero, que dejó a unas 3.000 personas atrapadas durante horas en mitad de la nevada, está dibujando un extraño reparto de responsabilidades políticas en las que el propio titular de la vía, el Ministerio de Fomento, se ha ‘borrado’ del mapa durante el fin de semana.

Aunque Íñigo de la Serna compareció ante los medios a la mañana siguiente -para responsabilizar a la empresa concesionaria de la autopista-, la realidad es que no acudió a la reunión de urgencia que presidió Juan Ignacio Zoido, titular de Interior, en la sala de crisis de la Dirección General de Tráfico durante la noche del caos en la AP-6.

La destacada ausencia sorprende y el propio ministro se ha visto obligado a asegurar que su equipo sí se encontraba en el Ministerio a la mañana siguiente trabajando para prevenir más incidentes, puesto que las previsiones meterológicas no mejoraron a lo largo de ayer y la autopista volvió a cerrarse al caer la tarde. Según confirma ABC, De la Serna no ha modificado su agenda el fin de semana ni en las previsiones para el lunes a pesar de la polémica por lo ocurrido.

Mientras Gregorio Serrano, director de la DGT, culpa a los conductores que quedaron atrapados y rechaza dimitir por lo ocurrido, el ministro de Fomento ni está ni se le espera en Madrid. Esta mañana inaugura junto a Álvaro Nadal, ministro de Energía, el prototipo de un tren autopropulsado en Asturias, donde reside el propio De la Serna; poco antes ha presentado la integración del ferrocarril en Avilés y un acceso viario al puerto de la localidad también asturiana.

Desde allí ha vuelto a echar balones fuera y a recordar que lo ocurrido es responsabilidad de la concesionaria. Aunque cree que “es prematuro hacer una valoración” incide en que “Fomento no tiene nada que ver” en competencias de la propia Iberpistas, filial de Abertis, que explota la carretera que une Madrid con Castilla y León y que debe responder con material humano y técnico en una situación como esta.

No obstante, De la Serna ya tiene fecha para comparecer en el Congreso y este miércoles dará cuenta de lo sucedido “con total transparencia”, según sus palabras. Lo que no parece tan transparente es la organización política interna con Zoido como máximo gestor de la crisis en calidad de responsable de la DGT mientras se desdibuja la imagen de Fomento en un asunto de su directa competencia.

De la Serna acumula demasiados conflictos y frentes abiertos antes de llegar al ecuador de la legislatura: desde la reforma del sector de la estiba a Correos pasando por las licencias VTC para Uber y Cabify o el AVE a Murcia. A todo ello se suma esta nueva piedra en el camino con un asunto por el que su homóloga en los tiempos del PSOE, Magdalena Álvarez, recibió una lluvia de críticas y peticiones de dimisión.

Más información